9/11/18

Adiós

Hola a todos.
Antes que nada agradecer a todos los que habéis  seguido mis post durante el tiempo que llevo compartiendo mis aficiones con las plantas y naturaleza en general.

A mi entender, nuestra mas o menos larga vida se desarrolla en capítulos y esta aventura para mi concluyó hace algún tiempo. Habréis observado que ya no pongo material nuevo y todo tiene su explicación pero no voy a entrar en eso.

Sirva esta entrada para comunicaros que en cuanto google quiera cobrar mi alojamiento del blog, ya no se pagará (creo que será por enero más o menos) por consiguiente este blog desaparecerá.

Ha sido mucho trabajo durante más de diez años el recopilar fotos y redactar textos y será una pena perderlo todo, pero sopesando los pros y los contras y habida cuenta que no tengo publicidad por respeto a mis lectores, la satisfacción de compartir se ve eclipsada por el mucho tiempo a invertir aparte de la pérdida económica, que sin ser grande, no quiero continuar pagando.

Disculpareis que no conteste a vuestras preguntas, pues realmente mi vida personal está en otros asuntos actualmente.
Saludos y agradecimientos de nuevo a todos mis lectores.

Hasta siempre

19/4/17

Abril 2017, naturaleza renovada

Hace tiempo que no publico nada y lo siento, pero es que faltan horas al día para hacer todo lo que quiero, aparte de algunos viajes y otros temas con los que no voy a aburrir. 
Este lunes festivo hemos aprovechado para dar una vuelta por el norte de Ibiza, y como no, he aprovechado para tomar algunas fotos de plantas que he ido encontrando y me han llamado la atención. De todos modos aprovecho para mostraros algunas de mi casa que empiezan a estar esplendorosas. Saludos a los que me visitáis.
Una calle muy vistosa en el municipio de San Juan. Todavía no ha llegado la masificación del turismo de verano


Enorme mata de romero en  un campo recién labrado. Se pueden encontrar de forma silvestre por toda la isla.



Una casa de campo en San Mateo rodeada de plantas de aeonium como si fueran setos.



Margaritas o Kalanchoes, cualquier planta puede resaltar con un buen motivo de decoración






Las capuchinas empiezan a desperezarse

Este cactus lo planté de un trozo de otro hace un par de años y ya ha empezado a florecer. Detrás unos esquejes que ya van agarrando
































Caso aparte merecen estos 5 bulbos de jacinto que compré en un centro comercial cuando apenas despuntaban en febrero y me han obsequiado con más del doble de flores, en total han sido 12 las que ha producido, simplemente con proporcionarle cuidados y no pasarse con el agua a pesar del poco sustrato disponible; la maceta era poco más alta que una bandeja.



16/9/16

TIEMPO DE GRANADAS

Una de las frutas de temporada con más propiedades saludables para nuestro organismo es la granada. No a todo el mundo le gustan aquellas frutas algo difíciles de pelar o con muchas pepitas, por lo que este fruto tiene seguidores y detractores.


Para aquellos que no os da pereza enfrentaros a la correosa piel de la granada, tengo que informaros que los beneficios son muchos aparte del dulce sabor de esa fruta madura.
Sus jugosas semillas encierran un sinfín de nutrientes. Esta fruta está ausente de colesterol y grasas saturadas a la par que rica en antioxidantes; contiene vitaminas A, C, D, K, B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y niacina, además de minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio, el hierro, el azufre, el cinc y el silicio.
Otras sustancias importantes para nuestro organismo presentes en las granadas son el ácido cítrico, málico, pelágico, punícico, el Omega 5, diferentes polifenoles y antocianinas.
Su valor nutricional es tan alto que su consumo es beneficioso para distintas partes de nuestro cuerpo, por ejemplo ayuda a mantener sano nuestro corazón reduciendo nuestro colesterol y nivel de triglicéridos, al igual que previniendo enfermedades crónicas como la hipertensión arterial. Es también recomendada para tratamiento de problemas digestivos como diarrea, disentería o los parásitos intestinales así como para prevenir la artritis ya que puede inhibir las enzimas que descomponen el cartílago.

Otro uso de la granada se relaciona con la salud de la piel debido a que puede promover la regeneración de la dermis y de la epidermis, protegiéndola de los dañinos efectos de los rayos UVA, UVB y la luz ultravioleta.
Respecto al árbol frutal solo tengo alabanzas, empezando por sus bonitas flores que brotan de las flexibles ramas como pequeños bulbos rojos, para pasar a formar una bonita y fuerte flor con forma de campanilla; sus hojas pequeñas de un verde intenso nacen de las ramas secas en el invierno, como si de rosales se tratara con ese característico color granate, porque hay que observar que se trata de un árbol de hoja caduca, otra de las razones para plantarlo en un pequeños jardín como sombra en verano y que deja pasar la luz del sol en invierno.


No es caro de comprar ni difícil de cuidar, un ejemplar adquirido en un invernadero no tarda mucho en producir frutos y con un tamaño adecuado al que queramos darle según las podas anuales.
A partir de octubre ya es tiempo de granadas, con la caída de las hojas, el viento más fresco y un ambiente más bucólico tras el tórrido verano, que mejor postre para enfrentarnos al invierno que un delicioso cuenco de estos saludables granos, que por otra parte casan muy bien en ensaladas, con yogur u otras frutas.

La naturaleza siempre sorprendente nos ofrece formas caprichosas, este año esta madurando la granada de la foto en forma de granada doble y estamos en septiembre. No se cuanto llegará a pesar pero lleva camino de parecerse a un dirigible.

8/7/16

PLUMBAGO

Esta planta también llamada Celestina es una escaladora titulada y si bien la podemos hacer crecer como arbusto o para llenar amplios parterres, lo suyo es la escalada.
Su nombre original es Plumbago capensis, y también últimamente se la denomina Plumbago auriculata.



Por la forma de sus tallos y hojas, algunos la llaman jazmín azul o jazmín cielo. No es una planta difícil si le proporcionamos buena luz, directa del sol a ser posible, y evitamos que las heladas le afecten. En climas cálidos la veremos por muchos sitios todos exteriores floreciendo espectacularmente durante todo el verano.
En climas más fríos la podemos sacar a partir de mayo; al principio no reaccionará con entusiasmo, pero tan pronto como el sol vaya calentando empezarán a formarse yemas florales, que reventarán en verano, dando lugar a que se abran infinitas flores de color azul celeste.
Multiplicar esta planta es fácil a partir de esquejes obtenidos en otoño o primavera, si la temperatura es de 20-25ºC formarán raíces sin problemas.


Apenas está empezando la floración, se ven las espigas que han empezado a salir esta semana, tras una buena poda pues quería mantenerla a raya en maceta, pero enseguida los tallos se dispararon a más de un metro. Aún se aprecian las partes leñosas donde corté las ramas más largas. Cuando este mas florecida añadiré alguna foto más.

Durante su reposo invernal buscaremos un lugar soleado dentro de la casa (climas fríos), una horquilla de entre 5 y 8º la tolera bien.
Para que prospere hay que regarla a fondo durante su crecimiento y floración, mientras que en invierno solo hay que mantener un poco húmeda la mezcla, lo suficiente para que no se seque.
El terreno calizo y nutritivo le funciona bien.
A pesar de que es una gran trepadora, hay que tener en cuenta que no produce zarcillos con los que agarrarse, es por eso que le proporcionaremos bastidores o tutores que la soporten y la guíen a nuestro gusto. Otra forma de disfrutar del Plumbago es en balcones dejándola crecer a su aire en cascada.
Como ya he dicho en otras ocasiones, no hay que tener miedo a la tijera y si al cabo de la temporada hay claros o ramas secas las cortamos y en paz, la planta producirá nuevos brotes y recuperará su forma.



Esta planta que os muestro la he ido generando mediante unos esquejes de un vecino que la tiene desbordante sobre toda su valla. Me ha costado un par de trasplantes pero al final le he dado ubicación en una maceta de cerámica que ira  a la entrada de la casa.

6/6/16

Lagartijas coquetas

Hace tiempo, bastantes años, que las lagartijas viven como reinas en mi jardín. Poco a poco generaciones de ellas se han acomodado hasta tal punto, que cuando estamos comiendo las tenemos correteando por los pies. Les damos mondas de melón o los huesos de la fruta, sean cerezas o albaricoques, todo les gusta. Al ser ya generaciones nacidas en este pequeño trozo de "selva" para ellas, no tienen ningún miedo. 
Este mes andan revueltas buscado pareja, y no se cortan a la hora de hacerse arrumacos y mordisquitos.
Habida cuenta que en al campo solo las vemos de pasada, la mayoría de gente tal vez no las vea en su faceta más cariñosa, por eso he querido grabar un trozo de su curioso cortejo.
No solo de plantas vive el jardín.