12/2/10

El Jardín

Solo los que trabajan como aficionados en un jardín propio (descarto los empleos municipales etc. que lo hacen como un empleo) saben lo relajante que puede llegar a ser.
Las horas se pasan sin darte cuenta totalmente relajado y lo que es mejor, totalmente desconectado; es como el valium sin química.
Trabajar el jardín sea grande o minúsculo tiene efectos sedantes. No lo sabría explicar, pero el caso es que te centras en lo que haces y no piensas en nada simplemente pasas el rato y acabas satisfecho porque siempre hay algo que mejorar o cambiar. Te da muchas satisfacciones.

Primera recomendación:
Aprovecha todo lo orgánico. No tires a la basura las hojas caídas o cortezas, frutos etc. Hazte con una compostera y arrójalo dentro y si tienes ocasión introduce lombrices, ya que acelerarán el proceso de descomposición y sus excrementos aparte de abono natural, le darán una textura terrosa apropiada para utilizar en macetas y demás.








Cuantas más lombrices tiene la tierra más sana está. Muchas personas creen lo contrario y piensan que destruyen las raices, nada más equivocado.




Cuando llueve mucho y alguna lombríz despistada se va de excursión por las baldosas del suelo, la vuelvo al redil, la tierra.

Segunda recomendación:
Natural natural. Si sigues la primera recomendación, no necesitarás comprar abonos químicos ni plaguicidas. Que tienes pulgones en el rosal, entierra en su base unos dientes de ajo (troceados, que no germinen) las raices absorveran el aroma y a los pulgones no les gusta.


Tercera recomendación:
Las babosas y caracoles se comen mis plantas enteritas. Solución, coloca unos recipientes con cerveza. Yo al pricipio enterraba unos vasos de cristal para facilitarles el ecceso, pero no hace falta. Coge cualquier cacharrito desechable y con una litrona de cerveza de la más barata llenas algunos y los esparces por el terreno.
Al día siguientes encontrarás unas cuantas borrachinas ahogadas dentro de cada vasito, las sacas y dejas la cerveza mientras vaya siendo efectiva.



Para no ser pesado con tanto texto, os coloco una foto de un precioso arbol cuando está floreciendo. La acacia de Constantinopla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario