8/3/10

Plantas de interior, de la A a la Z (3)

Aechmea
Las especies silvestres de esta planta proceden de regiones tropicales húmedas. Sus hojas están adaptadas a ese medio y forman unas paredes que les permiten conservar el agua.
En algunas especies las hojas se soldan formando tubos, y en otras la roseta es más abierta y sus hojas más sueltas, pero en todas ellas existe en su centro una forma de copa que acumula agua y del cual surge el pedúnculo floral.
Este fondo de la "copa" no se debe dejar secar. El follaje y la coloreada inflorescencia permanecen atractivos durante meses. Las flores se marchitan pronto, y más tarde se seca la inflorescencia a la vez que se muere la roseta. Mientras se va produciendo el proceso, nuevos brotes van surgiendo de la base de la vieja roseta.
Cuidados de cultivo
Luz: Todas las Aechmea cultivadas en tiesto crecen mejor bajo luz solar directa. La floración será defectuosa si se aleja de la ventana soleada.
Temperatura: Superior a 16º y elevada humedad (necesarios guijarros mojados bajo la maceta)
Riego: El centro de la copa debe tener contínuamente agua fresca, vaciándose y poniendo nueva para evitar  que el agua se corrompa. El sustrato riego moderado, dejando secar el centímetro superior.
Abono: cada 15 días excepto en invierno, aplíquese abono líquido sobre la mezcla y la copa central
Trasplantes: Si fuera necesario debería realizarse al iniciarse nuevo crecimiento aunque la mayoria se desarrollan bien en tiestos pequeños.
Propagación: mediante corte limpio de los pequeños brotes que sale mientra la planta madre muere. Luego se plantan en tiestos de  entre 5 y 7,5 cm manteniéndose con luz intensa no directa unos meses. Una vez enraizada si se puede tratar como adulta y ponerla bajo luz solar directa.
Observaciones Algunos prefieren no cortar los brotes y dejarlos crecer a su aire, pero se ha de cortar la planta vieja y la nueva será una planta más ramificada y pueden ser muy decorativas mientras florecen.
 La Aechmea Fasciata (foto superior) es con diferencia la más conocida, la roseta puede crecer hasta los 60 cm. de diámetro. En la foto inferior , la variedad menos conocida Aechmea Fulgens. Las inflorescencias consisten en racimos oblongos de cálices rojo coral de los que brotan flores azules abayadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario