9/3/10

Plantas de interior de la A a la Z (4)

 Aeonium
Los Aeonium pertenecen al grupo de las plantas crasas o suculentas, caracterizadas por rosetas de hojas gruesas y carnosas. En algunos Aeonium, estas rosetas se encuentran sobre tallos más o menos leñosos, sin embargo en otros parecen que no tienen tallo y están a ras de tierra.
Las hojas van desde crasas y carnosas hasta blandas o quebradizas. Todas las rosetas pierden constantemente las hojas inferiores. Durante la floración aparece una verdadera nube de pequeñas florecillas estrelladas en tonos crema o amarillo. Esto se produce a los tres o cuatro años de edad de la planta, y siempre coincidiendo con la época faborable, la primavera.
Cuando esto sucede, la roseta muere, y si la planta solo tiene una roseta, la planta muere también.
Cuando una planta tiene varias rosetas y no florecen todas, entonces sobrevive con los cuidados adecuados hasta que florecen en otra temporada. Estas plantas son originarias de las Islas Canarias.


Cuidados de cultivo
Luz: Luz directa solar durante todo el tiempo, incluso en temporada de reposo
Temperatura: Crecen bien entre 18 y 25 º y si bajan de 10º se induce al reposo
Riego: Siempre moderado incluso en crecimiento activo, dejando secar 1 o 2 cm superiores
Abono: Una solución nutritiva cada dos semanas solo durante el periodo de crecimiento activo
Trasplantes: Como crecen rapidamente deben trasplantarse a otro tiesto de 2.5 cm. cada año
Propagación: Por semillas, pero es dificil para el aficionado. Observaciones: Es fácil la propagación por esquejes de unos 10 cm. a una temperatura de 20º en habitación con luz intensa y humedeciendo la mezcla constantemente.
                                    La foto superior muestra el Aeonium Balsamiferum   **************************************************************** Agave Los Agaves (Pitas o Piteras) son plantas crasas con decorativas hojas en forma de espada. Florecen cuando alcanzan los 10 años y después mueren. Las plantas cultivadas en interior no suelen florecer.
En las plantas jóvenes, las hojas gruesas y duras se agrupan primero formando un cogollo central erecto que se va abriendo poco a poco y que incluso llega a rizarse sobre el borde del tiesto. Muchos Agave son fuertemente espinosos y las hojas forman rosetas en la fase adulta. Las hojas de la base, se van secando conforme envejecen y se desprenden dejando cicatrices en los tallos leñosos.
Cuidados de cultivo
Luz: Todas las especies necesitan la mayor luz y exposición posible.
Temperatura: Prosperan bien en la temperatura normal de las habitaciones y en invierno entre 10-12º para el reposo.
Riego: Muy moderado y dejando secar dos tercios superiores del sustrato antes de volver a regar.
Abono: Cada dos semanas riéguese con una solución nutritiva, solo durante el crecimiento activo.
Trasplantes: Solo las plantas pequeñas deben trasplantarse cada dos o tres años. Cuando las plantas esten en la maceta máxima, solo se cambia parte del sustrato superior de la mezcla y en primavera.
Propagación: Todas las especies producen brotes que pueden separarse cuando alcanzan los 10 cm. y plantarse en la misma mezcla que las plantas adultas
Observaciones: Para trabajar con estas plantas conviene utilizar guantes protectores en buen estado y mantener la planta alejada de los niños, por sus múltiples espinas.
En los paises meridionales estas plantas crecen silvestres, mientras al norte se cultivan en recipientes. Como han de pasar hasta 60 años antes que florezcan algunos Agaves, las más solicitadas son las de bonito follaje. Aunque algunos afortunados con antiguos ejemplares pueden disfrutar de su espectacular floración.
 Esta vivienda es una de esas raras excepciones, la planta es tan antigua que crece horizontal pero la floración es espectacular.
 En esta otra foto vemos en detalle el tamaño del tallo floral y dentro del arco, aparece el anterior ejemplar.  
 
El Agave Filifera, en la foto superior, tiene finos pelos en sus hojas.  
Todas las especies pueden sacarse al exterior a partir de finales de Mayo, y en invierno es recomendable una situación fresca y muy seca.  
 
********************************************************************************* Aglaonema  
Este género incluye muchas plantas de interior notables por su follaje manchado de gris, crema o varios tonos verdes. Suelen exceder los 90 cm. de altura en crecimiento erguido. Sus hojas lanceladas u ovales  nacen en grupos de un mismo punto del tallo que es corto y robusto.
 Las flores, parecidas a las Calas aparecen en verano con un color blanco o amarillo de unos 5 cm. con un apéndice central pedunculado.
Cuidados de cultivo
Luz: Atenuada, nunca sol directo que quemarían las hojas.
Temperatura: La normal de una sala, pero con humedad a ser posible sobre bandeja de guijarros
Riego: Moderado durante todo el crecimiento, dejando secar los 3 cm. superiores
Abono: Solución nutritiva mensual excepto en periodo de letargo
Trasplantes: En primavera a otra maceta 2.5cm mayor excepto las plantas adultas que solo se realiza cada 2 o 3 años.
Propagación: A partir de brotes laterales con tres o cuatro hojas, también en plantas viejas los trozos de tallo principal como si fueran brotes basales.
Observaciones: La Aglaonema se puede reproducir también por acodo aéreo.
 Pocos conocen el nombre de esta planta parecida a la Dieffenbachia. Una de las más conocidas es el híbrido Silver Queen de la fotografía superior Aglaonema Costatum. Estas plantas se dan mejor en tierras sueltas dentro de recipientes anchos y poco profundos.
*********************************************************************************
Aloe
El género Aloe incluye a muchas especies de plantas crasas caracterizadas por hojas gruesas agrupadas en rosetas. Algunas carecen de espinas , pero otras están fieramente erizadas de dientes punzantes marginales.
 Los hay sin tallos y con tallos cubiertos de hojas. Muchos Aloe se hacen demasiado grandes para su cultivo interior y solo se encuentran en las habitaciones en su fase juvenil.
Otras especies enanas pueden mantenerse durante todo su ciclo en interiores.
Las floraciones que aparecen en las axilas de las hojas al final del invierno y comienzo del verano, suelen estar formadas por espigas de flores tubulares de tonos rojos y anaranjados de unos 4 cm. cada una.
Todos los Aloe son de fácil cultivo.

Cuidados de cultivo
Luz: Intensa, sobre todo las especies de hojas espinosas sportan el Sol, el resto suave tamizada. Ninguna especie prospera alejada de una ventana.
Temperatura: Toleran bien el aire seco y las temperaturas interiores
Riego: Abundante durante el crecimiento
Abono: Cada dos semanas en crecimiento activo
Trasplantes: La mayoría hay que cambiarlas a otro tiesto ligeramente superior cada año
Propagación: Por brotes de la base de la planta que ya formen roseta, enraizan en dos o tres semanas
Observaciones: Son sensibles a las Cochinillas y sus larvas que se albergan en sus grietas y atacan posteriormente las raices.
Aloe Vera o Aloe Bardenesis muy famoso por sus caracteristicas cuartivas y en cosmetología 
 Diversos estadios de la floración del Aloe Vera en exterior  


1 comentario:

  1. Ese agave en la maceta y en el dibujo me encantaron, espero que pueda enviarme más información acerca de esa plantita, me interesa mucho

    ResponderEliminar