728

22/4/10

Plantas de interior, de la A a la Z (5)

Ananas
El género Ananas incluye la piña tropical comestible y algunas especies y variedades cultivadas como plantas de interior. Las hojas, largas y delgadas a la vez que dentadas y provistas de espinas están ordenadas en una roseta abierta.
En algunas especies, emerge dentro de la roseta un pedúnculo con brácteas rosas y flores azules en su extremo. La parte del pedúnculo que soporta las flores interviene en la formación del fruto, que tarda de seis a siete meses en convertirse en la piña típica.



Cuidados de cultivo
Luz: Todas necesitan luz intensa, incluso solar directa. Cuanta más luz mejor color en las variegadas.
Temperatura: Alta y humedad elevada. Aplicar pulverizaciones de agua sobre el follaje amenudo.
Riego: Dejar secar la mezcla 1 cm. en la parte de arriba antes de volver a regar (moderadamente pero humedeciendo totalmente la mezcla)
Abono: Añadir solución fertilizante cada 15 días durante todo el año.
Trasplantes: Puede permanecer en tiestos pequeños durante años la A. Nanus, el resto cuando llegan a macetas de 20 cm., ya no hace falta trasplantarla más.
Propagación: Mediante brotes de 10 o más cms. de la planta madre, se cortan con un cuchillo y se plantan en macetas de 7,5 cm en una mezcla de arena gruesa y  turba húmeda a partes iguales. Colocada en posición sombreada ligeramente y cálida enraizará en unas 8 semanas y no necesitará riego durante ese periodo.
Observaciones: Otro método de propagación, aunque difícil, consiste en cortar del fruto la corona de hojas de la parte superior y hacerla enraizar sobre tierra, pero amenudo simplemente se pudre y acaba llena de gusanos.







En la foto una forma ornamental de piña comestible la "Ananas Comosus variegatus".
Las plantas son caras pero vigorosas. Como todas las bromeliáceas morirá la roseta vieja, pero podemos sacar retoños y crear plantas nuevas.




******************************************************************

Anthurium
Este género incluye varias especies de gran valor decorativo por sus hojas, pero son de difícil cultivo como plantas de interior. Otras sin embargo tienen su atractivo en flores hermosas y duraderas con menos exigencias de cultivo.
Las inflorescencias, mal llamadas flores están formadas por un modo de espátula ancha y curva que envuelve un espádice delicado arqueado y retorcido, muy utilizado en floristerías.

Aunque la época de floración es en verano, algunos ejemplares bien cuidados de estas variedades con flor prolongan el periodo a casi todo el año.
En la naturaleza, estas plantas crecen sobre árboles de forma epifita, tienen un pequeño sistema radicular y las hojas surgen de un grueso rizoma.
Este género comprende unas 600 especies de las zonas tropicales y subtropicales de América del Sur.
No deben situarse en corrientes de aire o con cambios bruscos de temperatura.

Cuidados de cultivo
Luz: Luz media como una ventana ligeramente sombreada.
Temperatura: Entre 18 y 20 grados se obtienen los mejores resultados pero toleran cortos periodos de hasta 12 grados.
Riego: Abundante durante el crecimiento, la mezcla constantemente húmeda. En periodo de reposo dejar secar la mezcla 1 cm. arriba entre cada 2 riegos
Abono: Liquido cada dos semanas en crecimiento activo
Trasplantes: En turba o mantillo tosco de hojas de musgo, cada primavera a tiestos con buen drenaje.
Propagación: Por división de la planta con parte de raices y al menos un punto de crecimiento. 
Observaciones: Si los pedúnculos florales comienzan a caer, se pueden entutorar y atar en todo el contorno


Desde la segunda guerra mundial, el Anturio es una planta muy popular, tanto de interior como exterior. Sus flores se conservan bien en agua.


En la foto de la izquierda podemos ver el híbrido Scherzerianum (arriba izquierda) tolera un poco el ambiente seco del cuarto de estar.


El color mas conocido es el escarlata, pero existen colores rosas, moteadas e incluso blancas.

A la derecha de la foto el Anthurium andranum son las formas cultivadas para esquejes pero sirven igual como planta de interior.


Delante de la foto la tercera de las especies es Anthurium Crytallinum cuyo valor decorativo reside en el follaje.


Es esencial trasplantarla todos los años, principalmente para librarla de los minerales no absorbidos y muy dañinos presentes en la tierra vieja. Para este propósito debe utilizarse un compuesto que contenga esfagno.
 Venden sustrato especial para esta planta.

Cuando la planta se pone fea, puede cortarse el tallo en trozos, y plantarlos en una bandeja de multiplicación para interiores.


******************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada