7/12/10

AZALEA

                                            Azalea
El nombre apropiado de las azaleas de interiores es Rhododendron indicum (fotografía superior) y Rhododendron obtusum (foto inferior), pero muchos amantes de las plantas aún les dan el antiguo nombre de Azalea, con el cual aparece en este blog. El R. obtusum crece también en los jardines, en los que se conoce como azalea japonesa.


El mayor de los atractivos de su cultivo reside en hacerlas florecer en años sucesivos. Después de florecer a principios de la primavera, la planta debe colocarse en un lugar de abrigo de las heladas. Desarrollará nuevos brotes que se quitarán pasadas unas semanas. Se dejan los que salgan después de mediados de Abril, porque a finales de Mayo, la Azalea se pondrá en el jardín o la terraza, en donde seguirá desarrollándose. El mejor sitio es uno sombreado, pero no demasiado oscuro.

Si la maceta es pequeña, primero se trasplantará a suelo ácido, de preferencia del sotobosque procedente de abetos, o turba de jardín mezclada con estiércol de vaca. Es mejor enplear macetas de plástico, para evitar que el cepellón se seque.
Añádase algo de fertilizante en Julio. Las azaleas también se plantan en una tierra preparada a finales de septiembre, después de que hayan salido renuevos, la planta puede llevarse al interior.
No la ponga de inmediato en un cuarto de estar con calefacción, pues caerían los renuevos; solo después de que empiece a florecer se la puede llevar a una habitación con calefacción y se ha de colocar  tan cerca de una ventana como sea posible, para que esté un poco más fresca. Pulvericela  con agua amenudo.


Las azaleas japonesas pueden tratarse de la misma forma, aunque también se las puede dejar en el jardín, donde se las proveerá de algún tipo de protección durante el invierno.
Han de regarse siempre las azaleas con agua de lluvia o agua del grifo a la que se le haya quitado su dureza, sumergiendo la maceta de vez en cuando en un baño. La multiplicación por esquejes es muy difícil para los aficionados, pues requiere de un invernadero.



 Detalle de los capullos en esta Azalea roja.

Cuidados de cultivo

Luz: Posición bien iluminada, pero no tolera el pleno sol
Temperatura: De moderada a fresca entre 5 y 15ºC por la noche
Riego:Abundante durante el periodo de crecimiento, mejor sumergiéndola en agua templada sin cal.
Abono: Solución fertilizante cada 15 días en verano
Trasplantes: Solo si la maceta es demasiado pequeña, antes del inicio del crecimiento anual
Propagación: Por esquejes con calor de fondo e invernadero
Observaciones: Necesita un suelo ácido para vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario