7/10/10

BEGONIA

La Begonia es una de las plantas de interior más ampliamente cultivadas y diversificadas. Casi todas las especies son fáciles de cultivar, sobre todo por esquejes de punta o de nudo.
Si se desea cultivarlas en el interior de la casa, el primer requisito a cumplir es mantenerlas frescas; esto se debe aplicar principalmente en la begonias tuberosas. Si se las puede mantener por debajo de los 20º en verano, es difícil saber donde pueden llegar.
                                                   Begonia semperflorens híbrida      
La de la foto superior es una planta que crece amenudo a partir de semilla, sobre todo para su uso como planta de multiplicación. Los llamados Híbridos F1 son plantas vigorosas aunque no siempre las más bonitas. Los colores más frecuentes son el blanco, el rosa y el rojo, habiendo formas sencillas y dobles.

        



  El follaje es verde o color bronce. Después de uno o dos años la planta se desluce claramente. Si se tiene un buen ejemplar es fácil obtener esquejes que enraizarán incluso en agua sola.


Después del periodo de crecimiento, tanto en interiores como al aire libre, debe irse limitando el riego, hasta que por fin a últimos de septiembre más o menos, se cortan los tallos y se quitan los tubérculos. Hay que dejarlos secar antes de conservarlos en turba fibrosa y seca.




En la fotografía inferior y superior aparecen algunas de las begonias tuberosas de grandes hojas. En realidad, las de hojas pequeñas y colgantes son las más bonitas.
 Los tubérculos se guardan en seco durante el invierno a una temperatura de 10º; desde mediados de marzo en adelante, se ponen en turba húmeda a una temperatura moderada y luego se pasan a tiesto. Los tubérculos con más de un renuevo pueden dividirse.

Un importante grupo comercial consiste en las llamadas begonias de floración invernal. Si bien es verdad que otras begonias pueden también florecer en invierno, y que las de floración invernal pueden a su vez echar flor en otras épocas del año, pero si a este grupo especial se le denomina de floración invernal es por esta propiedad , en un tiempo insólita que caracterizaba a estos híbridos.

Esta begonia de raíz fibrosa tiene características comunes a la mayoría:
Estípulas (1) que dan origen a las hojas asimétricas distribuidas alternativamente en el tallo. Las flores crecen en racimos femeninos con ovario manifiesto (2) y masculinas (3)

                                                  Flor de begonia de Lorena
A las begonias de floración invernal y grandes flores se las denomina híbridos Eliator. Las hay con los mismos colores que las begonias tuberosas, pero las flores son amenudo sencillas, aunque también sean en ocasiones dobles o semidobles.
Estas plantas son aún más sensibles al famoso Mildiú que las flores pequeñas.
Para estimular a las begonias para que florezcan en invierno, basta con enchufar una lámpara de 60 w y colocarla a unos 50 u 80 cms. encima de la planta al anochecer. Se deja encendida hasta la hora de acostarse, y esta prolongación artificial del día hace que las plantas den flores durante gran parte del invierno.
Los expertos cultivan  estas begonias a partir de semillas, pero cuando se trata de pequeñas cantidades es más fácil hacerlo desde esquejes, para esto son útiles tanto los renuevoa laterales como los de las puntas.










Dos ejemplos de begonia con flores colgantes y también atractivo follaje. Cultivadas con mucha frecuencia en casas de campo, en pueblos, o masías.




Entre las muchas especies de begonias de follaje y los híbridos, las Begonia Rex son las más conocidas. Las hojas tienen un magnífico brillo metálico y presentan los más espléndidos colores. En un ambiente no demasiado seco como por ejemplo una fábrica o un vestíbulo, estas plantas pueden mantenerse en buen estado durante el invierno.
La multiplicación es muy sencilla, se corta una hoja en secciones cuadradas de 0.5 cm. que se colocan presionándolas sobre el medio en que han de crecer. No obstante , esto se debe hacer en una bandeja de multiplicación caliente.
De las numerosas begonias botánicas de que se puede disponer en ocasiones, en la fotografía inferior se muestra un ejemplar arbustivo de buen tamaño; se cultiva fácilmente a partir de esquejes y tambien es de cuidado fácil. Si se la trasplanta en su momento, un arbusto de este tipo puede alcanzar los 2 metros de altura.
.
El género begonia comprende a más de 2000 especies. Hay begonias enanas, rastreras, cespitosas y otras de tallos erguidos alcanzan hasta los 3 mts. Todas las especies se caracterizan por hojas asimétricas, situadas alternativamente a lo largo del tallo, y con apéndices en forma de hojas que aparecen en la base de cada peciolo.

Cuidados de cultivo

Luz: Intensa aunque no precisan luz solar directa. Para flor es preciso 3 o 4 horas diarias.
Temperatura: Ambiente fresco, aunque tolera la de una habitación normal durante el crecimiento activo de la planta.
Riego: Moderado en crecimiento activo, que humedezca la mezcla y dejando secar 3 cms antes de regar de nuevo
Abono: Cada quince días una solución nutritiva durante el crecimiento
Trasplantes: En un sustrato de macetas, pero es mejor sacar nueva planta mediante esquejes pues se deteriora con facilidad o son atacadas por mildiú
Propagación: Mediante esquejes en cualquier época del año
Observaciones: Es mejor emplear macetas de plástico a fin de evitar secar el cepellón, algo que las begonias detestan; pero con cuidado de no inundar la planta y sobre todo, mucho ojo en las tuberosas, que se pudren con facilidad a la altura del tallo en la tierra, y se troncha como un árbol recién talado, aún cuando la planta parece sana.






Consejo contra los mosquitos

Una forma eficaz de eliminar la molesta presencia de mosquitos en las habitaciones y dormitorios de la casa durante el verano, consiste en plantar albahaca y jazmines olorosos en las terrazas y balcones de entrada a la casa.