31/3/11

GLICINIA

GLICINIA (Wisteria sinensis)

La Glicinia es un especie ideal para formar emparrados, pérgolas, muros, espalderas o vallas. También puede usarse para cubrir troncos de árboles gruesos e incluso postes o farolas. Es una planta riginaria de China, pero que se ha adaptado muy bien a nuestro clima mediterráneo. Pertenece a la familia de las Fabaceae y sus requisitos para cultivarla son sencillos.

Una entrada totalmente tomada por esta hermosa planta arbustiva.

La Glicinia no es delicada con respecto a los suelos, se adapta a casi todos excepto a los muy alcalinos. Es una planta de jardín, por lo que el sol directo no solo, no le perjudica sino que lo agradece, aunque el tronco puede estar en sombra.

Para disfrutar de todo su esplendor, será necesario podarla dos veces al año como mínimo. Una vez en febrero, dejando dos o tres yemas en las ramas secundarias, y otra en julio, a finales preferiblemente acortándola a cinco hojas para conseguir una floración abundante. Los riegos durante los primeros años deberán ser moderados e ir reduciéndose con la edad.
Esta foto da fe de lo que comentaba al inicio de esta entrada. La planta puede cubrir todo tipo de postes o farolas, en este caso una farola próxima a la casa.

Esta es una planta muy resistente a las enfermedades, sin embargo el exceso de cal en el suelo le produce clorosis férrica, que se corrige aplicando quelatos de hierro. La mosca blanca y la cochinilla también pueden dar algún problema.

 Sus hojas son caducas y están compuestas por foliolos ovales de color verde claro. En el invierno todo el conjunto es un entramado de ramas aparentemente secas, hasta que comienza a retomar el verdor con fuerza y rapidez. Resiste bien las heladas.
Las flores aparecen un poco antes que las hojas y son de un color entre azul-violáceo y blanco.

Los racimos florales miden entre 15 y 35 cm. 
Es aconsejable comprarla cuando está en flor, para saber el tono del color y el aroma de lo que vamos a plantar. Como curiosidad decir que es una planta tóxica, cosa por otro lado nada especial en el mundo vegetal. La Adelfa, el Ricino o la Dieffenbachia sin ir más lejos lo son y están por todas partes.

Cuidados de cultivo

Luz: Solar directa
Temperatura: 10 a 25º
Riego: moderado
Abono:
Trasplantes:
Propagación: acodo y esquejes
Observaciones: Hay que podarla a nuestro antojo para que invada solo la zona que queramos cubrir.


1 comentario:

  1. hola Rafael muy bella tu planta de glicinia acá en Chile la conocemos como flor de la pluma , mi tía tiene una.
    tenemos algo mas en común aparte de que nos gusta la naturaleza, yo también soy de signo tauro.cariños Marisol.

    ResponderEliminar