21/4/11

SAINTPAULIA (Violeta africana)

                                         Saintpaulia
La violetas africanas o violetas del Cabo y también llamadas violetas de Usamabara, son muy cultivadas por la abundancia y colorido de sus flores y se encuentran entre las plantas de interior más conocidas. Proceden de las montañas de Usambara, en África oriental. El género comprende más de veinte especies, pero solo algunas de ellas resultan interesantes para el jardinero de interior medio.
Los aficionados cultivan casi siempre las atractivas variedades e híbridos modernos, procedentes sobre todo de cinco especies. Las especies tipo son poco cultivadas pero revisten gran interés por ser la base de las variedades que van apareciendo y porque nos permiten establecer las normas para clasificarlas y para caracterizar y cultivar las Saintpaulia.
Esta planta es una herbácea de poco desarrollo, con hojas creciendo en rosetas. Las hojas son oval-redondeadas, carnosas y, por lo general de color verde oscuro y cubiertas de pelos verticales. Las flores brotan de las axilas, formando racimos nutridos. Las violetas africanas pueden florecer en cualquier época del año.
Todas las Saintpaulia tienen un sistema radicular somero. Pueden tener un corto tallo, coronado por una roseta de hojas, o un tallo rastrero, ramificado, del que nacen hojas alternas. En las especies tipo, las hojas suelen ser redondeadas u ovales, pubescentes, de color verde medio en el haz, y verde claro en el envés. Los peciolos son carnosos y de tonalidad verde pálida.
En los ejemplares adultos únicamente, es donde brotan las flores entre las axilas de las hojas. Cada pedúnculo se ramifica cerca del ápice y cada rama termina en una flor formada por un pequeño cáliz verde claro y una corola tubulosa de 3 mm de longitud. La corola tubular se abre en cinco lóbulos planos, tan separados que parecen pétalos independientes.

Las flores de las especies son sencillas (de una sola capa de pétalos), pero hay muchas variedades con más de una capa. En la mayoría de las formas, los dos lóbulos superiores son mucho más pequeños que los otros tres, pero las hay con cinco iguales. El color de las flores oscila del blanco a una amplia gama de azules, púrpura, rojo y rosa. Los pequeños estambres, amarillos, resaltan notablemente en el centro de la flor.
Los especialistas han conseguido varios centenares de variedades de Saintpaulia. Las casa especializadas ofrecen directamente , a través de sus catálogos y de los establecimientos de venta, nuevas variedades con caracteres distintos y mejor adaptados a cada región y tipo de cultivo. Por ello, es difícil describir una serie conocida de variedades, ante la gran modificación que presentan anualmente las listas.
Todas ellas florecen y crecen casi continuamente, en condiciones adecuadas, y se venden en flor en las tiendas. El tamaño y forma de las flores y de las hojas de las especies , híbridos y variedades dependen mucho de las condiciones de cultivo.


Como resultado de todos estos cruces y tratamientos a base de rayos, junto con la especie original azul-violeta, se han desarrollado los colores antes mencionados y las formas de las flores que incluso tienen los bordes rizados u ondulados. Además de la Saintpaulia ionantha en la foto superior, conocemos también la S. confusa, de hojas oblongas con pelos tendidos de largo variable. Los frutos son también oblongos, mientras que los de la Saintpaulia ionantha son esféricos. Las plantas pueden cultivarse por semilla en cama caliente a 20ºC, pero es mucho mas sencillo cultivarlas por esqueje de hoja.
Las hojas maduras con un trozo de peciolo se insertan verticales en una mezcla de turba fibrosa y arena y se dejan con una temperatura de 20ºC. Echan también raíces en una botella con agua. Las plantas jóvenes se ponen en recipientes anchos.



Durante la floración hay que nutrirlas con regularidad. Se debe tener mucho cuidado de no mojar las hojas durante el riego, pues estas se mancharían o pudrirían. 
 Tras la floración, hay que regar un poco menos y proporcionar a las plantas un pequeño reposo. Enseguida brotarán nuevas yemas florales.
Cuando la maceta resulte demasiado pequeña para una planta, se pasará a un recipiente ancho, de preferencia poco profundo, de forma que las hojas cuelguen sobre la tierra, asía las plantas sufren menos con el aire seco.
                                               
                                 VARIEDADES RECOMENDADAS

S. confusa, S. grandifolia, S. grotei, S. ionantha, S. schumensis.

Cuidados de cultivo

Luz: Intensa todo el año, pero no solar directa
Temperatura: entre 18 y 24 ºC para evitar que se detenga y cese el crecimiento
Riego: moderado, esperando que se seque el centímetro superior de mezcla antes de volver a regar. Si la temperatura baja de 15ºC durante dos días se reducirá el riego permitiendo que se seque totalmente el sustrato entre dos riegos
Abono:Aplíquese en cada riego líquido fertilizante que contenga igual cantidad de nitrógeno, fósforo y potasa, en dosis equivalente a un cuarto de la normal para plantas de interior
Trasplantes: Dan mejores resultados cultivandolas en recipientes pequeños, solo se deberían cambiar de maceta después de dos meses que las raíces hayan llenado el tiesto
Propagación: Por semillas y esquejes (preferentemente)
Observaciones: Estas plantas son muy susceptibles al ataque de los pulgones, ácaros de cyclamen, cochinillas, etc. Para evitar la infección, deben mantenerse aisladas, en cuarentena, las nuevas plantas adquiridas, durante un periodo mínimo de un mes. Después podrán unirse a las da la casa. Si durante ese periodo apareciesen plagas, las plantas infestadas deberán destruirse.

6 comentarios:

  1. Que azul aterciopelado tan bonito tiene esta planta.
    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  2. Rafael hermosas las violetas, y ese color tan intenso las hace verse mas bellas aun.
    cariños Marisol

    ResponderEliminar
  3. Soy fanática de las violetas africanas. pero se demoran mucho en florecer, después de crecer el esqueje. Cuáanto tiempo es lo normal ?

    ResponderEliminar
  4. Hola Jeannette, no hay que ser impaciente, en el proceso esta la gracia. Poder obtener una plantita nueva de una hoja, cuidarla y verla formarse como planta independiente, para mi es un proceso tan gratificante como la floración en si.
    Si llegas a darla cuidados suficientes para que prosperen las hojitas nuevas y se forme la planta, tu misma sabrás cuando va a producir los botones previos a las flores. No es demasiado pero el desafío es que las peludas y aterciopeladas hojas no se pudran ni por exceso de agua ni por exposiciones a corrientes o sol en exceso. Cuando la planta este formada puedes esperar el último regalo de las flores. Es un proceso y las flores un premio.
    Suerte y saludos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo varias violetas e intento seguir el cuido al pie de la letra y las abono cada 15 días a como me indicaron, pero las hojas permanecen verdes y los botones nacen pero no se desarrollan y se ponen negros y se caen antes de crecer. Que debo hacer?

    ResponderEliminar
  6. Procura que reciban mucha luz tamizada y no te excedas en el riego. Las plantas en general son perezosas y si tienen rico alimento, a veces no se molestan en florecer, (no todas pero si algunas) con respecto a estas violetas, probaría a cambiarlas de lugar, no todas pero si alguna, para cotejar como les pueba y no riegues demasiado, aguantan bastante con el cepellón casi seco. Paciencia.
    Saludos.

    ResponderEliminar