10/5/11

CYPERUS

Hace unos años existía una gran demanda de buenos ejemplares de esta planta debido a que es muy resistente, a la vez que decorativa. Muchas de las especies no son exigentes en cuanto a la luz y a temperatura.

En lo que respecta al riego, la norma es mantenerla siempre muy húmeda. Otras plantas lo acusarían negativamente, pero el Cyperus disfruta de ello. La especie más conocida es Cyperus alternifolius, que crece 1 a 1,5 metros. De tallos largos brotan "sombrillitas" de hoja estrecha; la planta rara vez florece. Cyperus gracilis, es muy parecida, pero más pequeña en todos los aspectos; pocas veces pasa de los 40 cm de alto, por lo que es muy adecuada para ventanas.


Cyperus payrus (Papiro de Egipto). El junco de la Biblia se aprovechó para fabricar papel en los tiempos antiguos. Es una planta de gran crecimiento y necesita mucho espacio para alcanzar su tamaño normal. De color verde oscuro, lampiño, con tallos de sección triangular de casi 2,5 cm de grueso y 1,20-1,40 m de altura, tiene en su extremo unas pocas brácteas y un denso penacho de "hilos" péndulos de 10 a 25 cm de longitud. Cada hilo tiene en la base una corta vaina marrón y en el ápice se producen unas pequeñas flores. Como necesita calor húmedo, el papyrus es la especie más difícil de cultivar.

Como he apuntado antes, es imposible regar en exceso esta planta. El cepellón debe mantenerse en todo momento húmedo, y para ello lo mejor es situar el tiesto en un plato con agua. La planta absorbe y transpira gran cantidad de agua, sobre todo durante el periodo de crecimiento activo. Si los tallos quedan bajo el nivel del agua existe el riesgo de podredumbre, por ello, las macetas no deben sumergirse totalmente.
A todas estas plantas "paraguas" les disgusta el aire seco en exceso. No deben colocarse pues, sobre un radiador; es mejor dejarlas en el suelo. Son muy adecuados los recipientes de cristal, después de hacer la plantación, se puede que cubrir la tierra con una capa de atractivas piedrecitas blancas.
El Cyperus se multiplica con facilidad de varias formas. Puede aprovecharse el momento de un trasplante. Al sacar los esquejes, hay que emplear yemas terminales jóvenes con unos 5 cm de tallo. Las hojas se recortan por su mitad haciendo que el diámetro de la roseta sea menor ; enraizan en arena húmeda. Cuando se desarrollen raíces, se trasplanta a un tiesto con mezcla para plantas adultas.



Otro método es mediante la plantación de la sombrilla, cuando en una planta adulta se desarrollan plantitas espontáneamente como el caso de la foto superior.

Simplemente se corta el tallo y se pone en contacto con la mezcla a la nueva plantita, con cuidado de no pudrirla, cosa que sucede si no le damos tiempo a desarrollar las raíces para que absorba el agua.

Detalle de una de las sombrillas que coronan el tallo. En mi jardín estas alcanzan unos 2,30 m.

De todos modos, el sistema más fácil de propagación, es por división de la mata. En primavera se saca la maceta del tiesto y con un cuchillo afilado se corta el cepellón con las raíces de arriba abajo. Después con las manos separamos los trozos que queramos, pueden ser varios.
Cada uno, con tres tallos mínimo pueden plantarse en tiestos de 7,5 cm o en la tierra en el jardín.

Cuidados de cultivo

Luz: Solar atenuada
Temperatura: moderada 10-16ºC por la noche, en invierno 10-12º C
Riego: Abundante (contínuamente debe permanecer la mezcla húmeda) en jardín no importa tanto como en maceta, pues se seca menos al ser mayor la cantidad de tierra.
Abono: Líquido una vez al més durante el crecimiento.
Trasplantes: Una mezcla ligeramente caliza en primavera. La planta no es exigente pero si crece rápido, por lo que llena pronto el tiesto de raíces.
Propagación: División de mata y esqueje.
Observaciones: Evitar el ambiente seco. En zonas no húmedas se debe pulverizar a menudo 



1 comentario:

  1. hermosa planta para tener en casa y para decorar, tiene un gran parecido al papiro, y lo mejor que no necesita de grandes cuidados, saludos Marisol.

    ResponderEliminar