21/5/11

HEPTAPLEURUM

Los Heptapleurum están estrechamente relacionados con el género Brassaia; para algunos botánicos, ambos forman el género Schefflera. solamente se utiliza una especie en interior. H. arborícola, con dos variedades. Ambas crecen hasta 1,80 m y tienen tallos no ramificados que pueden pinzarse para estimular su ramificación.
Este ejemplar mío, lo he ido formando como seto, a base de recortar su altura repicando, pero la mayoría de gente lo cultiva en maceta con tallos altos y poca ramificación
Incluso con varios tallos en la maceta, estas plantas tienen un aspecto abierto y de hecho en lugares interiores con el ambiente inadecuado pueden aparecer muy desnudas con tallos curvados y pelados de hojas.
Cada hoja posee un peciolo semierecto de 22 a 30 cm de longitud, y cada hoja se divide en siete o más foliolos, cada uno con un peciolo de 2,5 cm.

Los foliolos radiales forman un círculo completo cuyo centro es el extremo del peciolo de la hoja. Estas plantas crecen continuamente, aunque más lentamente en invierno.
La familia de las Scefflera incluyen alrededor de 900 especies de plantas perennes, árboles de hoja perenne, arbustos, árboles o enredaderas


Las plantas también son cultivadas en el interior por su follaje decorativo. Mientras que en los países de origen pueden alcanzar alturas considerables, si se cultivan en macetas de tamaño adecuado pueden alcanzar los 1,80 a 2 m.

Las Brassaia son especies de crecimiento lento, tiene hojas brillantes, ovales, verde oliva, montados en grupos de 3 o más, con peciolos de hasta 30 cm. que se ramifican desde un solo tallo. Las flores en maceta se dan muy raramente, pero cuando esto sucede, las flores son de color rojo oscuro, reunidas en una inflorescencia alargada.
                A continuación el proceso de crecimiento de las flores


 Inicio de la inflorescencia hace cosa de un més. Es la primera vez que esta planta me produce flores
La Arboricola Schefflera arboricola o Heptapleurum tiene hojas compuestas al menos 7 hojas gruesas y coriáceas,nacientes como el resto desde un solo tallo principal, generalmente no ramificados.Entre las más conocidos están"Geisha girl", con hojas verde oscuro con las puntas redondeadas, "Capilla de Oro" con los márgenes de la hoja más ligeros, "Oro Verde", las hojas variegadas de color verde brillante, "Variegata", hojas variegadas de amarillo," Hierba ", con los  márgenes de las hojas blanquecinos.
 Macro de las minúsculas florecillas que van cambiando de color hacia el rojizo. Cuando hayan madurado del todo añadiré nuevas fotos.

 Continuando la evolución esta foto es del 21 junio. Las flores han cáido.


                                                            5 Julio 2011

                                       19 de julio 2011, Vaya cambio desde la incipiente espiga.

Cuidados de cultivo
Temperatura : La temperatura mínima en invierno no debe ser inferior a 13 ° C.
Luz : Abundante, pero lejos de la luz solar directa.
El riego y la humedad :Abundante durante el verano, reduciendo la dosis en el otoño y el invierno. Aumentar la humedad rociando las hojas con regularidad por la mañana o por la noche
Sustrato :El suelo debe ser poroso de con una mezcla de arena.
Fertilización : Las plantas deben ser replantadas en la primavera, si es necesario, hasta un recipiente con un diámetro de 15-20 cm. Luego basta con sustituir los 5 cm. de sustrato de la superficie con tierra nueva cada dos años.
Multiplicación: A partir de esquejes en una mezcla llena de compost o turba y con base de arena. Las nuevas plantas serán transplantadas a macetas individuales tan pronto sean lo suficientemente grandes para ser manejadas sin riesgos. Corte el tallo justo por debajo de un nodo para sacar un buen esqueje.
Enfermedades, plagas y efectos adversos
- Pulgones: ataque a las hojas y flores se eliminan por lavado de la planta y su tratamiento con un insecticida específico.
- La Cochinilla del algodón puede atacar las plantas, especialmente en clima cálido y seco. Tenemos que eliminarlas con un producto insecticida y aumentar la humedad ambiental (la aspersión foliar y el lavado puede eliminar estas cochinillas en la fase larval). Como alternativa a la química, se puede frotar la zona afectada con un algodón empapado en agua y alcohol. 


Estos son algunos esquejes que he obtenido y plantado en una maceta cerámica. La verdad es que es una planta fácil de reproducir, pero aún así siempre hay tallos que se pudren antes de enraizar por lo que recomiendo  plantar algunos más  para contar con los fracasos.
 












10/5/11

CYPERUS

Hace unos años existía una gran demanda de buenos ejemplares de esta planta debido a que es muy resistente, a la vez que decorativa. Muchas de las especies no son exigentes en cuanto a la luz y a temperatura.

En lo que respecta al riego, la norma es mantenerla siempre muy húmeda. Otras plantas lo acusarían negativamente, pero el Cyperus disfruta de ello. La especie más conocida es Cyperus alternifolius, que crece 1 a 1,5 metros. De tallos largos brotan "sombrillitas" de hoja estrecha; la planta rara vez florece. Cyperus gracilis, es muy parecida, pero más pequeña en todos los aspectos; pocas veces pasa de los 40 cm de alto, por lo que es muy adecuada para ventanas.


Cyperus payrus (Papiro de Egipto). El junco de la Biblia se aprovechó para fabricar papel en los tiempos antiguos. Es una planta de gran crecimiento y necesita mucho espacio para alcanzar su tamaño normal. De color verde oscuro, lampiño, con tallos de sección triangular de casi 2,5 cm de grueso y 1,20-1,40 m de altura, tiene en su extremo unas pocas brácteas y un denso penacho de "hilos" péndulos de 10 a 25 cm de longitud. Cada hilo tiene en la base una corta vaina marrón y en el ápice se producen unas pequeñas flores. Como necesita calor húmedo, el papyrus es la especie más difícil de cultivar.

Como he apuntado antes, es imposible regar en exceso esta planta. El cepellón debe mantenerse en todo momento húmedo, y para ello lo mejor es situar el tiesto en un plato con agua. La planta absorbe y transpira gran cantidad de agua, sobre todo durante el periodo de crecimiento activo. Si los tallos quedan bajo el nivel del agua existe el riesgo de podredumbre, por ello, las macetas no deben sumergirse totalmente.
A todas estas plantas "paraguas" les disgusta el aire seco en exceso. No deben colocarse pues, sobre un radiador; es mejor dejarlas en el suelo. Son muy adecuados los recipientes de cristal, después de hacer la plantación, se puede que cubrir la tierra con una capa de atractivas piedrecitas blancas.
El Cyperus se multiplica con facilidad de varias formas. Puede aprovecharse el momento de un trasplante. Al sacar los esquejes, hay que emplear yemas terminales jóvenes con unos 5 cm de tallo. Las hojas se recortan por su mitad haciendo que el diámetro de la roseta sea menor ; enraizan en arena húmeda. Cuando se desarrollen raíces, se trasplanta a un tiesto con mezcla para plantas adultas.



Otro método es mediante la plantación de la sombrilla, cuando en una planta adulta se desarrollan plantitas espontáneamente como el caso de la foto superior.

Simplemente se corta el tallo y se pone en contacto con la mezcla a la nueva plantita, con cuidado de no pudrirla, cosa que sucede si no le damos tiempo a desarrollar las raíces para que absorba el agua.

Detalle de una de las sombrillas que coronan el tallo. En mi jardín estas alcanzan unos 2,30 m.

De todos modos, el sistema más fácil de propagación, es por división de la mata. En primavera se saca la maceta del tiesto y con un cuchillo afilado se corta el cepellón con las raíces de arriba abajo. Después con las manos separamos los trozos que queramos, pueden ser varios.
Cada uno, con tres tallos mínimo pueden plantarse en tiestos de 7,5 cm o en la tierra en el jardín.

Cuidados de cultivo

Luz: Solar atenuada
Temperatura: moderada 10-16ºC por la noche, en invierno 10-12º C
Riego: Abundante (contínuamente debe permanecer la mezcla húmeda) en jardín no importa tanto como en maceta, pues se seca menos al ser mayor la cantidad de tierra.
Abono: Líquido una vez al més durante el crecimiento.
Trasplantes: Una mezcla ligeramente caliza en primavera. La planta no es exigente pero si crece rápido, por lo que llena pronto el tiesto de raíces.
Propagación: División de mata y esqueje.
Observaciones: Evitar el ambiente seco. En zonas no húmedas se debe pulverizar a menudo 



2/5/11

AMARYLLIS, Hippeastrum

En realidad los llamados Amaryllis (impropiamente llamados, pues este nombre pertenece a otro género de la misma familia) se denominan Hippeastrum.
Estas plantas se hacen florecer con éxito, temporada tras temporada; no es sorprendente pues que estos bulbos sean tan populares.

Presentan un largo periodo de letargo invernal en el que se secan y caen las hojas, y los bulbos se ofrecen secos en el mercado. Pocas de las especies originales se mantienen en catálogos profesionales, pues existen multitud de híbridos con nombres de variedades, que se denominan preferentemente por el color de sus flores.
Las flores se producen por lo general al comienzo de la primavera y tienen forma de trompeta con estambres prominentes; suelen ser blancas o con varios tonos de rojo, naranja, y raramente amarillas. Algunas tienen un solo color; otras presentan márgenes, estrías o las gargantas de distinto tono. Las flores de los híbridos modernos son muy atractivas.

 Los prominentes estambres en primer plano, la sombra que producen delata su longitud

Las hojas brotan generalmente al comienzo de la primavera, y en algún caso al final del invierno y antes que el pedúnculo floral. Nacen en el cuello del bulbo y se van arqueando alternativamente en direcciones opuestas. De color verde medio, tienen forma de cintas y en completo desarrollo alcanzan 45 cm de longitud.
Un pedúnculo floral hueco aparece a un lado del bulbo al final del invierno. Los bulbos muy grandes de más de 10 cm pueden producir dos tallos florales, uno después de otro. Cada pedúnculo contiene dos, tres o hasta cuatro flores, y en las mejores variedades alcanza los 15-18 cm de diámetro. Duran dos o tres semanas. Algunos bulbos se tratan para florecer anticipadamente.
En esta foto tomada ayer mismo día 1 de mayo, se ven los bulbos más viejos produciendo de tres a cuatro flores. Estos tienen una antiguedad de más de 15 años y no fallan a su cita en esta época. Atrás se distingue otro bulbo de color rojo intenso, que hemos visto en las primeras fotos de arriba cuando lo compré en flor el pasado año y tras la floración lo planté junto a los otros en  la jardinera. Ahora se están abriendo completamente dos flores al igual que el año pasado.
Una anécdota al respecto, algunos malévolos llaman a estas flores "la suegra y la nuera" puesto que miran en direcciones opuestas.

Los bulbos de  Hippeastrum que se adquieren en el comercio llevan formado un perfecto embrión de las flores, lo único que se necesita para que florezcan el primer año es plantarlos y prestarles los cuidados indicados.

Los bulbos preparados se pueden plantar ya en noviembre. Se puede colocar sobre la maceta un plástico y situarla en una zona cálida, si es posible incluso encima de un radiador, con tal de que no esté demasiado caliente, y asegurándose que el cepellón no se seque. Cuando el tallo floral ha alcanzado 15-20 cm de longitud, la planta ha de colocarse en una ventana bien iluminada para que florezca.

Si se desea conservar el bulbo para otro año, el follaje tiene que desarrollarse a una temperatura de 20ºC.
El tallo floral se corta junto al bulbo, se riega a fondo y se alimenta una vez cada dos semanas. A partir de septiembre hay que reducir el riego gradualmente hasta que las hojas se marchiten, y dejar el bulbo en seco dentro de la maceta. 

En el mes de enero se reemplaza la tierra por otra fresca y se deja crecer una vez más. Por el contrario si la planta la tenemos en el jardín solo hay que tener cuidado de no regar demasiado en esa zona, pues he comprobado por experiencia que al tener plantas al lado y regar en demasía, la planta desarrolla largas hojas pero se pasa la temporada sin desarrollar pedúnculos florales. Casi podría decir que incluso antes de primavera hay que hacer que el bulbo pase sed para que se esfuerce en ofrecer flores.

La luz como ya he dicho es importante para el crecimiento activo y la floración, pero carece de importancia durante el periodo de reposo. Si recibe luz escasa durante la fase de crecimiento, se producen hojas alargadas y no florecen el año siguiente.

Una exposición continua a luz intensa desde que concluye el tiempo de floración hasta la mitad del otoño, es el factor que más contribuye a la floración del siguiente año.

Una temperatura cálida estimula un buen crecimiento y determina que los Amaryllis empiecen a florecer pronto, pero un exceso de calor acorta considerablemente la vida de las flores. Las temperaturas de 18ºC son las indicadas en la época de floración.

Alrededor de la base del bulbo se producen bulbillos que pueden utilizarse cuando alcanzan entre 2.5 y 4 cm de diámetro, separándolos con cuidado junto con las raíces que puedan llevar adheridas. La mejor época coincide con la de trasplante, que se puede iniciar en tiestos de 7,5 cm y tratándose igual que los bulbos maduros, trasplantándolos a tiestos superiores 2,5 cm cada año hasta que alcancen el tamaño adecuado para florecer (entre 7,5 y 9 cm)

El pasado año recién adquirido en su maceta. Se aprecia el nacimiento del tallo floral a un lado del nacimiento de las hojas que crecen opuestas.

Estas flores pueden plantarse también a partir de semillas, proceso que demora de tres a cinco años la floración. Los semillados no tienen periodo de reposo y pueden cultivarse sin interrupción hasta la floración. La propagación por división de bulbos es más sencilla y corta, pero la producción de semillados puede reservar sorpresas en colorido de las flores.



                                       Cuidados de cultivo

Luz: Abundante incluso sol directa
Temperatura: moderada noche 10-16ºC
Riego: regular abundante en crecimiento y floración, abandonándose desde septiembre gradualmente.
Abono: con líquido fertilizante cada 15 días desde el fin de la floración hasta fin de verano
Trasplantes: con mezcla para plantas de interior con fragmentos de piedras o cascotes en el fondo para el drenaje. Los bulbos quedarán semienterrados.
Propagación: División de bulbos y bulbillos o por semillas
Observaciones: Los bulbos recién plantados deberán regarse escasamente hasta que desarrollen raíces, solamente se mantendrá húmeda la mezcla, a partir de ahí se regará moderadamente dejando secar la mitad de la mezcla entre cada riego.