6/7/11

LANTANA

El género Lantana comprende una serie de arbustos de poco crecimiento, muy apreciados por sus racimos de flores pequeñas y fragantes. Solamente una especie, Lantana camara, da resultados satisfactorios  en interior.
En los jardines de clima adecuado este arbusto alcanza 1,20 m de altura, pero en tiesto con poda apropiada se mantiene en 25-40 cm de altura.

                                   Una esplendorosa Lantana totalmente amarilla

Casi siempre se adquieren al final del invierno o comienzo de la primavera, cuando están en capullo; florecen en el interior y se desechan después de florecer. Son por tanto, plantas de interior temporales; pero con cuidados especiales pueden mantenerse permanentemente.
Otra variedad híbrida que se cultiva junto a la mencionada L. camara es la Lantana montevidensis; que tiene tallos inclinados, mientras que los de la primera crecen verticales.
En su forma original los racimos de flores son de color naranja, pero en las hibridaciones consiguen colores únicos como amarillo, rojo, rosa o blanco.

                                             Y aquí otra totalmente blanca

Muchos de estos colores se pierden durante la floración. Para un cultivo exitoso los requisitos principales son mucha luz y abonos adecuados.
Las hojas de textura tosca, elípticas, de color verde medio y superficie áspera, miden entre 7-8 cm de longitud y 4 cm de anchura. Son ligeramente dentadas en los bordes, tienen peciolos de 1 cm de longitud y se ordenan en pares opuestos o manojos de tres. La época de floración dura desde finales de la primavera a mitad de otoño. Las inflorescencias redondas, de 5 cm de anchura se producen en las axilas de las hojas, con peciolos de 5 cm.

Cada inflorescencia esta formada por flores tubulares, muy juntas. Estas se abren por hileras, a partir de la parte exterior del círculo.
El color suele cambiar (normalmente se oscurece) con la edad de la flor. Una misma inflorescencia puede contener flores de dos o tres colores, como amarillo, naranja o rojizo. En las fotos de cerca podéis apreciar estas pequeñas maravillas que a simple vista se nos escapan, pues solo vemos el conjunto redondo de muchas florecillas.










En nuestro país se suelen denominar "Bandera española", aunque también se conocen como Lantanas. Pertenece a la familia de las verbenaceae, y en su momento haré la entrada oportuna de la Verbena.
La propagación se realiza en mitad del verano, mediante esquejes de tallo. Se cortan trozos de 7,5 cm de brotes no florecidos, cortando debajo de una hoja, se quitan las hojas inferiores para evitar el contacto con la mezcla y también evitar la evaporación. Se pueden tratar con polvos de hormonas de enraizamiento, pero realmente en mi experiencia no han sido necesarios.
Una vez plantados en una mezcla de turba y arena gruesa se encierran con bolsas de plástico y se colocan bajo luz filtrada. Cuando al cabo de dos o tres semanas se produzca el enraizamiento, se descubren las nuevas plantitas y se fertilizan cada dos semanas regándolas escasamente.

Cuando las plantas nuevas hayan crecido entre 5 y 7 cm podrán exponerse a la luz solar directa. En este estado, hay que pinzar los puntos de crecimiento para estimular la formación de la mata. Al comienzo de la siguiente primavera se trasplantan los esquejes enraizados a macetas mayores con mezcla para plantas de interior y se tratan como plantas maduras. La propagación por semillas es fácil en primavera, pero los semillados resultantes no son homogéneos, ni de la misma calidad que la planta madre en colorido y aspecto.

Consideraciones a tener en cuenta
Las plantas jóvenes procedentes de enraizamientos tienen mejores flores que las plantas viejas. Se mantienen en forma y tamaño adecuado pinzando sucesivamente los nuevos brotes. Para que las plantas mantengan su forma y aptitud de floración deben cortarse de 10 a 15 cm de la base al final del invierno y comienzo de la primavera. Son plantas particularmente susceptibles al ataque de la mosca blanca que se congregan en sus hojas.

CUIDADOS DE CULTIVO
Luz. necesitan luz intensa y al menos tres horas diarias de luz solar directa durante todo el año. Si la luz es insuficiente no floreceran
Temperatura. Se adaptan a la de las habitaciones desde el comienzo de la primavera. Se han de mantener en una posición más fría durante el corto letargo invernal en torno a los 10 º
Riego. Durante el crecimiento debe ser abundante manteniendo húmeda la mezcla pero evitando encharcamientos. Durante el letargo o reposo se riega solo lo imprescindible para que no se seque del todo la mezcla.
Fertilización. Con líquido fertilizante cada 15 días durante el crecimiento activo de la planta.
Sustratos y trasplantes. se utilizará una mezcla para plantas de interior, cambiando a tiesto mayores 2,5 cm cuando aparezcan las raíces en la superficie de la mezcla. El trasplante resulta necesario dos o tres veces al año, pero no son necesarios tiestos demasiado grandes.

Las Lantanas florecen mejor en tiesto aparentemente pequeños para su tamaño; 15 o 20 cm es la medida máxima conveniente. Cuando se alcance ese tamaño deberá limitarse el cambio anual a sustituir la mezcla vieja por otra fresca.