1/2/12

ARAUCARIA

La única Araucaria cultivada en interior es la A. heterophylla. En la naturaleza alcanza 60 m de altura, pero en tiestos, en cultivo ornamental, rara vez excede de 1.20-1.80 m, creciendo muy lentamente, no más de 15 cm por año. Sus ramas, con agujas de 1 cm de longitud en manojos, aparecen ordenadas por pisos. Cada primavera se produce el nuevo crecimiento, verde intenso, y el color se oscurece posteriormente. El tallo principal va lignificándose con el tiempo y no necesita tutor. En algunas zonas de España se cultiva en jardines, obteniéndose ejemplares de gran tamaño, sin ir muy lejos  tengo vecinos que en pequeños jardines tienen araucarias de 15 mts unos, y 2 ,5 m otros.
Una de mis Araucarias vecinas y cuyo retoño os mostraré más adelante.
El mismo ejemplar que fotografié como referencia en un día de tormenta.

Como planta de interior es un ejemplar que queda bien en cualquier rincón y ambiente.
Un riego excesivo en el periodo de reposo, una humedad inadecuada, una exposición al sol directo y un cepellón seco son los únicos errores que pueden causar la pérdida de las ramas inferiores. Esto crea a menudo un efecto decorativo, pero si no gusta ver un tallo desnudo se puede recurrir a la adquisición de otra u otras dos Araucarias de distintas alturas y plantarlas juntas.
La multiplicación, en la que rara tienen éxito los aficionados se hace por medio de esquejes terminales. La foto inferior muestra la Araucaria heterophylla.


La Araucaria (auracana) también recibe el nombre de pino de Chile. Es una planta que ciertamente no pasa inadvertida. Colocada en un espacio aislado en donde se pueda contemplar en todo su esplendor, provoca una gran admiración al observador. Sus ramificaciones regulares y paralelas al suelo, le confieren un aspecto geométrico, pero son sobre todo las hojas triangulares, de 3 a 5 cm de longitud y espinosas en el vértice del triángulo, muy compactas y superpuestas como las escamas de una serpiente, las que le dan originalidad. El color verde brillante, con tonalidades oscuras también ayuda. En mi zona las llaman "cienpisos".
Este árbol es originario de las regiones meridionales de Chile y Argentina. En los lugares de origen se encuentran ejemplares de 40-50 mts de altura, pero en nuestras latitudes raramente alcanza los 20 m.
Por sus importantes dimensiones, es un árbol indicado para grandes extensiones de jardín aunque su crecimiento lento permite el cultivo en lugares reducidos. También se planta en maceta como he referido anteriormente.




Otra particularidad de esta especie persistente, que incrementa su valor estético, es la presencia de hojas "escamosas" no solo en las ramas sino también en la superficie del tronco.
Las flores y los frutos no son motivo de impacto visual particularmente. Las primeras floraciones suelen producirse a los 20 o 25 años de haber sido plantada, el tamaño de las piñas si que llama la atención y de hecho parece un peligro inminente permanecer bajo el árbol cuando los frutos como balones de rugby cuelgan de las ramas.


En esta planta adulta de araucaria se puede observar alguna de las piñas con semilla.


Puede cultivarse en todas las regiones, porque resiste perfectamente el frío. Prefiere el clima templado, pero también resiste las temperaturas altas de regiones meridionales, y puede plantarse a pleno sol o media sombra. Los terrenos compactos, que a menudo son susceptibles de estancamientos de agua son desaconsejables, porque los enemigos más peligrosos y dañinos de esta especie son los hongos, que pudren la raíz. Para controlar el desarrollo de esta patología se requieren un buen drenaje, un riego escaso y espaciado, y en los casos no especialmente graves un tratamiento con sales de cobre.




Las actividades agronómicas necesarias para cultivar esta especie se completan con fertilizaciones poco abundantes y una poda ligera. Esta última consiste en la supresión de las ramificaciones afectadas por alguna forma de micosis, que provoca la necrosis de las hojas. También pueden ser necesarios algunos cortes para contener el desarrollo de las ramas en caso de que la planta se encuentre en un jardín de pequeñas o medianas dimensiones.
La propagación de las plantas ofrecidas en el comercio proceden de semillas o esquejes, pero ambos métodos son muy complicados para el aficionado medio.












Germinando la semilla en julio de 2011
Este ejemplar de las fotos tomada con macro, es el que estoy sacando adelante desde un piñón del árbol vecino. Su altura de unos 15 m. ayuda en los días ventosos a que gran cantidad de hojas, como pequeñas serpientes escamosas caigan sobre mi terraza, y a la vez los pájaros transportan semillas que aprovecho para plantar.






Como podéis ver desde su germinación la plantita ya va tomando su forma geométrica. Ahora esta reposando pero espero que en un par de meses de el estirón. Os tendré al corriente si seguís mi blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario