8/4/12

MARANTA

Este género es silvestre en las selvas tropicales del Brasil, sobre todo en espacios abiertos. Es una de las plantas de follaje más hermosas, y se emplea con frecuencia en combinación con otras. En algunos sitios se la conoce como planta de la oración, porque las hojas se doblan hacia arriba por la noche, como unas manos juntas para rezar.
La Maranta leuconeura "Kerchoveana" en la fotografía inferior tiene como unas pinceladas pardo-purpúreas (por lo general diez) en las relucientes hojas verdes. otra planta fácil de obtener es la variedad "fascinator", cuyo follaje presenta venas rojas sobre fondo verde aterciopelado, también a pinceladas.


Las hojas de la maranta bicolor tienen 6-8 manchones pardos sobre fondo verde profundo, mientras que el envés es púrpura.
En todas las especies las flores son más bien insignificantes. Como la Maranta produce zarcillos, es muy práctica para cubrir el terreno.
Algunas especies se confunden con miembros de otros géneros como la Calathea, Ctnanthe y Stromanthe, a los que Maranta se parece y con los que está emparentada. Como regla general, las especies de este género tienen hojas más pequeñas. La más conocida es M. leuconeura, de las que existen múltiples variedades que difieren en tamaño y dibujo de las hojas. La especie tipo tiene un crecimiento rastrero y hojas ovales de 12,5 cm de longitud por 7,5 cm de anchura. El haz de las hojas tiene color verde pálido, con brillo satinado y bastante manchado, con verde oscuro o marrón luminoso; el envés es verde grisáceo, teñido de púrpura rojizo. 
Las hojas nuevas salen de peciolos cortos y envainadores.





Estas plantas deben trasplantarse todos los años en abril, de preferencia a una mezcla de tierra de bosque o de hojas, turba fibrosa o estiércol de vaca bien descompuesto, mezcla que, con la adición de un poco de arena, da lugar a un compuesto para macetas rico en humos y poroso. Es aconsejable emplear recipientes anchos y poco profundos, de modo que el follaje cuelgue sobre el suelo húmedo. De mayo a septiembre abónela cada quince días y rocíela con frecuencia.
El rociado es también beneficioso en invierno, pero en esta época necesita menos agua.






La propagación puede efectuarse por división de matas en primavera o por esquejes durante los meses cálidos. Se obtienen esquejes de 7,5-10 cm de longitud con tres o cuatro hojas, quitando los peciolos envainadores. Se planta cada esqueje en una maceta de 5-7,5 cm. con mezcla húmeda a partes iguales de turba y arena, encerrándolo en una bolsa de plástico y situándolo en un lugar sombreado. 






El enraizamiento se produce entre cuatro y seis semanas; entonces se trasplanta a una terrina somera o medio tiesto con mezcla para plantas de interior y se trata como una planta adulta.






Las Maranta necesitan luz media. La luz intensa marchita las hojas y produce coloración marrón y secado de las mismas, empezando por el borde. Tolera las zonas poco luminosas.





Una variedad de M. leuconeura Kerchoviana.
La temperatura ideal que precisan durante todo el año oscila entre 18 y 20º C. Cuando ascienda por encima de los 20º, deberá intensificarse la humedad del ambiente, situando las plantas en bandejas con guijarros húmedos y pulverizándolas con agua. Debe usarse agua blanda de lluvia. Las Maranta no prosperan en temperaturas inferiores a 13ºC.








Las Maranta no deben cambiarse de sitio, ya que no soportan las diferencias de temperatura ni humedad. En el periodo de letargo, se regará con moderación, dejando secar la mitad superior del sustrato entre dos riegos.


Para el riego se debe emplear agua tibia pon pH 4-5,5. hay que impedir el exceso de agua en la maceta, debiéndose tener cuidado al mismo tiempo de que la tierra no se seque. Desde septiembre hasta febrero hay que dejar descansar a la planta. En primavera se puede multiplicar por división de la planta o por esquejes según se ha explicado más arriba.




No hay comentarios:

Publicar un comentario