24/4/12

Flores en acción

Magnífico vídeo de flores abriéndose. No hace falta comentarlo, un regalo visual.

8/4/12

MARANTA

Este género es silvestre en las selvas tropicales del Brasil, sobre todo en espacios abiertos. Es una de las plantas de follaje más hermosas, y se emplea con frecuencia en combinación con otras. En algunos sitios se la conoce como planta de la oración, porque las hojas se doblan hacia arriba por la noche, como unas manos juntas para rezar.
La Maranta leuconeura "Kerchoveana" en la fotografía inferior tiene como unas pinceladas pardo-purpúreas (por lo general diez) en las relucientes hojas verdes. otra planta fácil de obtener es la variedad "fascinator", cuyo follaje presenta venas rojas sobre fondo verde aterciopelado, también a pinceladas.


Las hojas de la maranta bicolor tienen 6-8 manchones pardos sobre fondo verde profundo, mientras que el envés es púrpura.
En todas las especies las flores son más bien insignificantes. Como la Maranta produce zarcillos, es muy práctica para cubrir el terreno.
Algunas especies se confunden con miembros de otros géneros como la Calathea, Ctnanthe y Stromanthe, a los que Maranta se parece y con los que está emparentada. Como regla general, las especies de este género tienen hojas más pequeñas. La más conocida es M. leuconeura, de las que existen múltiples variedades que difieren en tamaño y dibujo de las hojas. La especie tipo tiene un crecimiento rastrero y hojas ovales de 12,5 cm de longitud por 7,5 cm de anchura. El haz de las hojas tiene color verde pálido, con brillo satinado y bastante manchado, con verde oscuro o marrón luminoso; el envés es verde grisáceo, teñido de púrpura rojizo. 
Las hojas nuevas salen de peciolos cortos y envainadores.





Estas plantas deben trasplantarse todos los años en abril, de preferencia a una mezcla de tierra de bosque o de hojas, turba fibrosa o estiércol de vaca bien descompuesto, mezcla que, con la adición de un poco de arena, da lugar a un compuesto para macetas rico en humos y poroso. Es aconsejable emplear recipientes anchos y poco profundos, de modo que el follaje cuelgue sobre el suelo húmedo. De mayo a septiembre abónela cada quince días y rocíela con frecuencia.
El rociado es también beneficioso en invierno, pero en esta época necesita menos agua.






La propagación puede efectuarse por división de matas en primavera o por esquejes durante los meses cálidos. Se obtienen esquejes de 7,5-10 cm de longitud con tres o cuatro hojas, quitando los peciolos envainadores. Se planta cada esqueje en una maceta de 5-7,5 cm. con mezcla húmeda a partes iguales de turba y arena, encerrándolo en una bolsa de plástico y situándolo en un lugar sombreado. 






El enraizamiento se produce entre cuatro y seis semanas; entonces se trasplanta a una terrina somera o medio tiesto con mezcla para plantas de interior y se trata como una planta adulta.






Las Maranta necesitan luz media. La luz intensa marchita las hojas y produce coloración marrón y secado de las mismas, empezando por el borde. Tolera las zonas poco luminosas.





Una variedad de M. leuconeura Kerchoviana.
La temperatura ideal que precisan durante todo el año oscila entre 18 y 20º C. Cuando ascienda por encima de los 20º, deberá intensificarse la humedad del ambiente, situando las plantas en bandejas con guijarros húmedos y pulverizándolas con agua. Debe usarse agua blanda de lluvia. Las Maranta no prosperan en temperaturas inferiores a 13ºC.








Las Maranta no deben cambiarse de sitio, ya que no soportan las diferencias de temperatura ni humedad. En el periodo de letargo, se regará con moderación, dejando secar la mitad superior del sustrato entre dos riegos.


Para el riego se debe emplear agua tibia pon pH 4-5,5. hay que impedir el exceso de agua en la maceta, debiéndose tener cuidado al mismo tiempo de que la tierra no se seque. Desde septiembre hasta febrero hay que dejar descansar a la planta. En primavera se puede multiplicar por división de la planta o por esquejes según se ha explicado más arriba.




6/4/12

Glosario de conceptos y términos empleados en jardinería

Para los no acostumbrados al argot empleado cada vez que se habla de plantas o jardinería, me parece oportuno realizar un pequeño glosario que defina en que consiste cada término. Aunque parezca una simplería, puede que haya personas que no acaben de entender ciertas palabras o conceptos y se les haga difícil entender alguno de los términos de la información que anda buscando. El objeto de esta entrada es añadir un poco de luz sobre ellos.

ABONADO
Aportación de nutrientes a las plantas. No suele ser necesario hasta un mes después de haberlas trasplantado. Utilizar solamente abonos especiales para plantas en maceta en balcones y terrazas y no superar nunca las dosis recomendadas por el fabricante
Una vez llegado el mes de agosto interrumpa el abonado de todas las plantas en tiestos e incluso de las que van a sobrevivir al invierno hasta que vuelvan a rebrotar en primavera.

ABONO DE LIBERACIÓN LENTA
Abono que libera los nutrientes que contiene de forma gradual dependiendo de la temperatura y humedad del sustrato. Lo ideal es agregarlo a la tierra antes de plantar. Su efecto dura hasta seis meses.

CEPELLÓN
Es la tierra que se encuentra en torno a las raíces, sujeta por las raíces laterales finas.

CESTO COLGANTE
Cesto de material plástico o tejido de alambre que se sujeta del techo o la pared de forma similar a las macetas murales y colgantes.
Las estructuras en forma de rejilla de estos cestos permite plantar también a los lados. Un acolchado de coco, musgo u otro recubrimiento evita que se salga la tierra.

CRIAR
Sembrar las semillas a la temperatura adecuada con el fin de que germinen para plantar los brotes posteriormente; resulta muy ameno criar plantas en casa.

DESPUNTAR
Cortar o desprender las puntas de los tallos o yemas terminales de las plantas jóvenes para estimular una mejor ramificación y un crecimiento compacto, también puede aplicarse a plantas adultas.

DIVISIÓN DE LA MATA
Método sencillo de multiplicación aplicado, entre otras plantas, a las vivaces. Se divide el cepellón en dos o más partes, cada una de ellas con hojas o yemas de tallos y su vuelven a plantar por separado.
Los helechos son buenos candidatos cuando están muy tupidos a dividirlos en dos o más plantas.

ENCHARCAMIENTO
Estado en el que la tierra del recipiente de la planta está constantemente saturada de agua o incluso hipersaturada por falta de drenaje, o estar en el interior de macetero sin orificio y acumulando el agua de los riegos.
Resulta muy peligroso, pues las raíces de los bulbos y cormos pueden pudrirse y morir.

ESPECIE
En botánica se denomina así a la planta en sí, por ejemplo, la banderilla (Salvia splendens) y la salvia (Salvia officinalis) son dos especies diferentes del género Salvia.

ESQUEJE BASAL
Esqueje que se corta de una parte del tallo cerca de la base de la planta.

ESQUEJE DE PUNTAS
Esqueje que se corta de los extremos de los tallos principales o laterales.

ESQUEJE DE TALLO
También denominado esqueje parcial o esqueje de tronco, que se corta del centro de un tallo.

ESQUEJE
Parte herbácea del tallo que, al ser cortado de la planta, arraiga y desarrolla una planta completamente nueva. Los esquejes se cortan con una longitud de 10-20 cm y con cuatro o cinco hojas o pares de hojas y, tras eliminar el par de hojas inferiores, se insertan en tierra especial de enraizamiento.

FAMILIA
En la jerarquía botánica del mundo vegetal, la familia constituye un grupo de géneros con varias características comunes.

FLOR DE VERANO
Planta de vida corta

FLOR DOBLE
Flores con varias hiladas de pétalos que, dependiendo del número de hiladas, son semidobles o dobles, esto les confiere un aspecto más denso.
Una muestra sería el típico Hisbiscus rojo o blanco de flor sencilla y el Hibiscus rosa o amarillo con aspecto de clavel enorme y tupido de flor doble.

FLOR SIMPLE
Flores con solamente una hilada de pétalos en torno a los estambres y los pistilos.

FLORACIÓN
Término con que se denomina al conjunto de las flores

GÉNERO
En la jerarquía botánica del mundo vegetal, el género constituye un grupo de especies con una serie de características comunes. Forma parte de una familia.

GERMINACIÓN CON LUZ
Hay especies de plantas cuyas semillas solo germinan si no se cubren con tierra o se hace con una capa muy fina.

HÍBRIDOS
Cruce de dos o más especies que aúna las características de sus diferentes progenitores y forma en la práctica una especie propia e independiente, por ejemplo los híbridos de Petunia, también existen los cruces de diferentes especies, como por ejemplo los híbridos F1, en flores y verduras anuales.

HOJA CADUCA
Las plantas de hoja caduca se desprenden de sus hojas en otoño, al contrario que las plantas siempre verdes.

MATERIAL DE DRENAJE
Material de grano grueso con que se cubre la bas de las macetas y jardineras, en particular sobre los orificios de desagüe, que mejora la salida del agua sobrante. Materiales indicados para esta función son, por ejemplo, la arcilla expandida (para los hidrocultivos), la cerámica triturada y la grava.

NOMBRE BOTÁNICO
El nombre científico de una planta se forma mediante el nombre del género con mayúscula inicial (por ejemplo Bidens) y el nombre de la especie en minúsculas (por ejemplo, ferulifolia). así pues, el nombre botánico Bidens ferulifolia identifica de una forma comprensiva a nivel internacional y especifica a una planta de flor amarilla que en castellano recibe el nombre también de verbena amarilla.

PLANTA DE CONTENEDOR
Planta muy joven criada en vivero dentro de macetas o envolturas de plástico. Pueden trasplantarse a lo largo de todo el año (incluso si están en flor)

PLANTÓN
Planta muy joven de pocas semanas tras la germinación de la semilla.

RECORTAR
Otra expresión para despuntar

REPICAR
Trasplantar brotes ya crecidos dispuestos demasiado densamente a macetitas individuales, a cuencos o cajones a una distancia entre 4 y 5 cm entre cada uno; es conveniente utilizar exclusivamente tierra especial para multiplicación o trasplante de plantones.

SEMIARBUSTO
Planta longeva cuyos tallos se lignifican con el tiempo en su parte inferior mientras se mantienen herbáceos en la parte superior, a este grupo pertenecen, por ejemplo los geranios y la lavanda.

SERIE
Un grupo de especies similares de cultivo de procedencia común

SIEMPRE VERDE
Plantas que conservan sus hojas todo el año, en contraposición a las plantas de hoja caduca. Sin embargo, algunas también pierden las hojas en invierno si las condiciones no son las adecuadas (por ejemplo si su alojamiento invernal es demasiado oscuro).

SUCULENTA
Planta capaz de almacenar mucha agua en sus gruesas y carnosas hojas, por ejemplo, ágaves y crasa.

SUSTRATO ÁCIDO
Sustrato con un pH y contenido en cal bajos.

SUSTRATO
Tierra de jardinería, mezcla de turba, arcilla, humus o sustancias sustitutivas de la turba.

TEMPERATURA DE GERMINACIÓN
Intervalo de temperatura óptimo para la germinación de una semilla.

VALOR DEL pH
Es un valor con el que se mide el grado de acidez del suelo o el agua y que puede comprobarse mediante varillas indicadoras (se pueden adquirir en tiendas especializadas). Un valor de pH de 7 se considera neutro, los valores por debajo de éste se consideran ácidos, mientras que los valores superiores a 7 (hasta 14) se refieren a un entorno alcalino. Los valores altos de pH indican un alto grado de cal, un dato importante pues las plantas sensibles a la cal, como los rododendros, solo prosperan plantadas en suelo ácido.

VARIEDAD
Forma cultivada específica de una especie, por ejemplo un color y un tamaño de flor determinados o una forma de crecimiento particular; generalmente se indica mediante comillas simples; por ejemplo´Ville de parís` es una variedad de geranio ya muy establecida.

VIVAZ
Planta herbácea que dura varios años



5/4/12

SINNINGIA (Gloxinia)

Las gesnerias más conocidas son las llamadas gloxinias, híbridos y variedades de Sinningia speciosa. Pero en el género Sinningia hay otras especies muy diferentes de las gloxinias de los floristas que nada tienen que ver.
Las gloxinias de los floristas y especies vecinas de Sinnigia se distinguen por sus hojas aterciopeladas y cortos tallos, la especie original procede de Brasil. Las flores, en forma de trompeta, tienen un cáliz estrellado de cinco lóbulos y una corola también con cinco lóbulos. Pueden ser blancas, rojas o púrpuras y tienen un periodo  de letargo de cinco a seis meses. Los tres tipos de Sinnigia tienen algunos rasgos comunes: tallos que nacen de tubérculos fibrosos y raíces que nacen encima y no debajo de los tubérculos.
La más conocida y comercializada es la S. speciosa que ha dado lugar a muchas variedades.
Gloxinia de los floristas o híbrido de S. speciosa

La especie tiene tallos pubescentes que pueden alcanzar los 30 cm. Las hojas, opuestas, ovales y aterciopeladas, de borde festoneado, miden 20 cm de longitud y 15 de anchura, con peciolos de 4 cm. El limbo es verde medio, con nervios verde más claro en el haz y verde pálido lavado en rojo en el envés. De 1 a 3 pedúnculos florales de 10 cm, nacen a partir de las axilas de las hojas superiores. Cada uno porta una flor colgante cuya corola, de 4 cm, tiene un cáliz estrellado de 2 cm. Los dos lóbulos superiores de la corola son reflejos, mientras que los otros tres se mantienen rectos. Las flores son blancas, rojas y violetas, con rayas amarillas o blancas. La garganta puede estar manchada de rojo, y la floración dura dos meses y se produce en verano.

S. speciosa

Los híbridos de S. speciosa son generalmente acaules y tienen hojas más grandes y coloreadas que la especie tipo. Además sus flores, en forma de embudo, tienen lóbulos iguales y simétricos que dejan ver la garganta. Puede tener más de cinco lóbulos en la corola y sus bordes fruncidos las hacen parecer dobles.

CUIDADOS DE CULTIVO
Durante el periodo de crecimiento activo, precisan de luz intensa filtrada. La luz no tiene incidencia alguna durante el periodo de letargo. Las variedades miniatura se desarrollan bien bajo luz fluorescente, para ello se han de situar a unos 25 cm. de los tubos, durante 12 horas al día.
Respecto a la temperatura, prefieren permanecer entre 18-24 ºC durante el crecimiento activo. Se han de situar sobre bandejas con guijarros húmedos. Por encima de los 24º deberán vaporizarse con agua alrededor de la planta, sin pulverizar las hojas directamente, pues se mancharían las hojas y flores.
Los tubérculos durmientes se guardarán a una temperatura entre 7 y 16º.
En lo tocante al riego, este debe ser abundante durante el periodo activo, sin colocar platillos bajos las macetas. Cuando la temperatura baje de 18º, se regarán menos, hasta que ascienda de nuevo la temperatura.
Al comienzo de la floración se debe fertilizar con abono líquido hasta la muerte de las partes aéreas, una vez cada quince días.
En los trasplantes se debe utilizar una mezcla formada por partes iguales de turba, perlita y vermiculita, agregando una cucharada de dolomita caliza o caliza triturada por cada tiesto de mezcla. Los ejemplares mayores necesitan tiestos de 10-12 cm., mientras que las formas miniatura los requieren de 4-6 cm.
Al comienzo de la primavera se deberán plantar los tubérculos durmientes inmediatamente bajo la superficie, se empezará a regar con moderación aumentando paulatinamente conforme al avance del crecimiento.
La  propagación se efectúa por esquejes de tallos jóvenes de unos 2,5-10 cm. en todas las Sinningia, excepto las especies miniatura.
Los tallos se plantan en turba húmeda y se cubren con plástico bajo una luz filtrada durante cuatro a seis semanas, hasta que el nuevo crecimiento revele que se han formado raíces y tubérculos. Todas las Sinningia se multiplican también por semillas.


CONSIDERACIONES ESPECIALES
Estas plantas no son de cultivo fácil. Las hojas son vellosas y por tanto sensibles a las gotas de agua, cuya permanencia en ellas produce manchas circulares o anulares. El riego debe por tanto efectuarse evitando mojarlas.
En ocasiones se producen podredumbres del cuello de la raíz, que se manifiesta por ennegrecimiento y necrosis de los tejidos de esos órganos (normalmente debido al exceso de riego). Otro virus forma grandes manchas marrones sobre las hojas en forma de anillo. Las plantas que lo presente deben destruirse.






4/4/12

GERANIO (Pelargonium)

La familia de las Geraniáceas incluye el género Pelargonium, al que pertenecen las archiconocidas plantas de balcón a las que solemos llamar geranios.
La mayoría de las especies de Pelargonium que se cultivan proceden de África del sur, son en total unas doscientas cincuenta, algunas de ellas plantas de exterior, como el Pelargonium grandiflorum en la foto inferior.
Pelargonium grandiflorum o geranio de pensamiento, que florece de abril a septiembre
La mayor variedad de colores se encuentra en los híbridos Pelargonium zonale, geranio común. Cuando se las estruja, las hojas expelen un aroma muy característico, como lo es también el círculo pardo-rojizo del follaje. Florecen de abril a octubre y son muy adecuadas para macizos de flores. Pelargonium peltatum, geranio de hoja de hiedra, es un híbrido de lucido follaje en forma de trébol y de hábito trepador o colgante.
En las épocas de floración y crecimiento hay que abonarlos todas las semanas, también hay que cuidar que no quede agua estancada tras el riego, pues es algo que esta planta no soporta.
En esta composición podemos identificar arriba a la izquierda la variedad P. peltatum y a  su derecha el P. domesticum, abajo izquierda un P. borturum y a la derecha un P. quercifolium de hojas muy aromáticas y gran crecimiento en parterres.

Los geranios de interior son matas semiarbustivas con tallos de madera blanda, muy ramificados y frágiles. Las hojas, de diferentes tamaños y formas, tienen peciolos con longitudes más o menos iguales a la del limbo de la hoja. La forma más común es casi circular, con bordes ligeramente lobulados. Las flores, dotadas de pedúnculos individuales cortos, se agrupan en inflorescencias redondeadas al final de pedúnculos más largos. Pueden ser pequeñas y poco apreciadas o grandes y brillantes, pero todas tienen una o más capas de cinco pétalos en forma de cuchara, dos dirigidos hacia arriba y tres hacia abajo. El color suele ser blanco o una gama con predominio de rojos o rosas. Muchos geranios tienen una larga época de floración.
P. peltatum en mezcla de colores
Híbridos de P. peltatum.
Son los llamados geranios trepadores o de hiedra, gitanillas, murcianas, etc. Se trata de plantas de crecimiento rastrero muy indicadas para el cultivo en cestos colgantes a causa de sus tallos, que pueden alcanzar los 90 cm de longitud y sujetarse a diferentes armaduras. Los tallos son quebradizos y deben dirigirse con algún cuidado. Las hojas brillantes, con peciolos de 4-7 cm de longitud, miden 5-8 cm de longitud y anchura y recuerdan pos su forma a las hojas de hiedra. Las flores de 2-4 cm de diámetro, aparecen en umbelas algo ralas, sostenidas por pedúnculos florales de 15-25 cm de longitud.
La floración es abundante en primavera y se mantiene aunque con menos intensidad en verano y el otoño.
Aunque hay algunas variedades de flor doble, la mayoría son de flor sencilla y los colores más conocidos son rosa, salmón, lavanda y rojo. No trepan pos sí solos, pero pueden sujetarse a soportes, Son plantas excelentes para cubrir el suelo y para colgar sobre muros. Son plantas también de flor interior, en ambientes con buena luz.
Les favorece una poda severa al comienzo de la temporada, pues estimula la producción de ramas laterales.

Maceta colgada de geranios "Blue Blizzard"
Los geranios necesitan tierra fértil no calcárea, un poco ácida, blanda y con buen drenaje. Prefieren posiciones soleadas, aunque también crecen bien a media sombra. Los geranios que en climas suaves continúan vegetando y floreciendo han de llevarse a reposo suprimiendo gradualmente el riego y poniéndolos gradualmente en un lugar más frío, por ejemplo una bodega, durante un par de meses como mínimo. Por este mismo motivo, en los climas septentrionales las plantas no deben tenerse en casa durante el invierno sino en un local sin calefacción.






Geranios aromáticos 
Existen Pelargonium que se cultivan por su aspecto y por los aceites esenciales que contienen, razón por la que desprenden un grato aroma (para casi todo el mundo, aunque hay excepciones que lo odian). Aunque muchos tienen un notable perfume,  hay una serie de especies, híbridos y variedades que destacan por esta peculiaridad y que incluso se cultivan para la obtención de materias primas destinadas a la perfumería. Para su cultivo se necesitan terrenos soleados, sanos y ricos. Unas cuantas especies, como P. capitatum (geranio rosa), son relativamente pequeñas, de atractivo follaje y desprenden una nube de aroma cuando se sacuden suavemente.


La siembra de estas variedades se realiza de diciembre a enero con una temperatura de germinación de 22-25º, luego trasplantar dos veces. A partir de primeros de mayo, replantar con unos 20-25 cm de separación entre plantas.
Si en vez de semillas queremos una multiplicación por esquejes, deberemos cortarlos en agosto y guardarlos en un lugar luminosos y fresco en invierno, o cortados en febrero-marzo.

Se pueden combinar de muchas maneras, entre los bonitos colores de las flores, resaltan los rojos intensos, que no suelen ser tan comunes en flores de balcón y se pueden mezclar con los de color blanco o rosa como en la foto superior.
Los geranios están expuestos a la enfermedad conocida como "pie negro" o "mancha negra", que vuelve negros los tallos en las superficie de la mezcla. La raíz se pudre fácilmente y puede colapsar la planta. Esta enfermedad puede producirse por exceso de humedad en la mezcla o en el aire. Los geranios prefieren el aire ligeramente seco.