14/2/13

Plantas aromáticas y comestibles (3)

SALVIA
Salvia officinalis

Origen: Sur de Europa, cuenca mediterránea
Familia: Labiadas
Aspecto: porte ligeramente frondoso, hojas alargadas y ovales, de color verde grisáceo e intenso aroma especiado; algunas variedades tienen las hojas con dibujos de colores o rojas; flores labiadas de color violeta azulado claro que se desarrollan de junio a agosto.
Ciclo productivo: perenne, es un arbusto siempre verde, con aspecto de matorral y con ramificaciones semiherbáceas.
Clima: prefiere climas templado-cálidos; puede vivir en zonas frías pero con protección en invierno
Emplazamiento: a ser posible a pleno sol; cálido y reguardado
Siembra: en semillero, al inicio de la primavera, trasplantando en junio. Se puede producir por esqueje, utilizando brotes herbáceos jóvenes en los meses de mayo-junio enterrándolos en arena con turba. El arraigo es rápido.
Cuidados: regar moderadamente; puede pasar el invierno a la intemperie con protección o interior luminoso y libre de heladas; recortar la planta en primavera a la mitad de su longitud y abonar a continuación levemente.
Cosecha: pueden cosecharse hojas todo el año; para su secado cortar los tallos poco antes de la floración.
Los cortes para recolectar hojas y brotes serán a unos 10-12 cm de la base para favorecer la emisión de nuevas hojas.















El arbusto de salvia o salvia real como también se la reconoce, alcanza el metro de altura. las hojas tienen largos peciolos, son aterciopeladas y ricas en nervadura fina que le dan aspecto de mosaico. la inflorescencia, violácea, es terminal.

Las virtudes curativas de la salvia han sido confirmadas por la ciencia, que ha reconocido sus propiedades estimulantes, antiinflamatorias y antisépticas.

En la cocina, las hojas se usan para aromatizar asados y carnes.



ROMERO
Rosmarinus officinalis
 Arbusto leñoso y siempre verde, puede llegar a los dos metros de altura en condiciones óptimas, y también se desarrolla horizontalmente aunque sus numerosas ramificaciones tienden a adoptar un aspecto elevado. 
Las hojas son coriáceas, lineares, de color verde brillante, y las flores tienen la corola azul.
El nombre romero parece que deriva del latín rhus marinos, es decir, "rocío del mar".
En la Edad Media se consideraba una planta de salud, panacea de todos los males. Hoy en día su uso se limita al ámbito culinario en el que se convierte en el aromatizante principal de los asados e interviene en la preparación de muchos platos.


Origen: región mediterránea
Familia: Labiadas
Aspecto: porte extendido y frondoso densamente ramificado; hojas aciculares, flores de color azul claro a violeta y con menor frecuencia blancas, dispuestas en verticilos sobre axilas en los tallos. Florecen de marzo a junio; toda la planta emana un aroma especiado.
Ciclo productivo: es un arbusto perenne, siempre verde.
Clima: planta típicamente mediterránea, que prefiere climas templados cálidos, y sufre con el frío intenso; en las otras regiones crece en lugares soleados y resguardados. En los lugares fríos la planta necesita protección.
Emplazamiento: a ser posible, a pleno sol; cálido y resguardado.
Siembra: en semillero, a finales de abril, con posterior trasplante al final del verano o a la primavera siguiente, cuando la mata ha alcanzado un buen desarrollo. también se reproduce por esqueje desde abril hasta septiembre mediante porciones de las ramas jóvenes de 10-12 cm, arrancado las hojas y enterrándolas a un tercio de su longitud en un sustrato de turba y arena. Arraigan en el plazo de unos meses y la plantación definitiva se hace al final del verano, si han sido preparadas en abril, o bien al año siguiente, si han sido preparadas en septiembre.
Cuidados: mantener solo levemente húmeda; si se requiere, abonar en primavera tras iniciarse el crecimiento; en invierno guardarla en interior luminoso a una temperatura entre 2-8º C y no volver a sacarla hasta primeros de mayo; las plantas adultas no deben trasplantarse con frecuencia.
Cosecha: pueden cortarse hojas y puntas de tallos continuamente desde primavera hasta otoño, no cortar demasiado; para su secado cortar los tallos en verano.

TOMILLO
Thymus vulgaris

El tomillo es un arbusto de reducidas dimensiones. No llega a los 30 cm de altura. Esta característica, junto con la de tener hojas pequeñas y lanceoladas, explica su uso en jardines rocosos o como planta ratrera de cobertura.
Las flores son apicales y rosadas, y se agrupan en espigas. 
En la antigua Grecia era la planta que se consagraba a Venus y Marte.
Las hojas y las flores contienen un aceite esencial denominado timol, que tiene propiedades bactericidas, antimicóticas, antisépticas y antiparasitarias. En la cocina se utiliza como aromatizante, solo o conjuntamente con otras esencias.
En las regiones del norte de Europa la especie de tomillo más extendida es el serpol (Tymus serpyllum), que tiene las mismas características que el T. vulgaris, pero es más resistente al frío, aunque necesita sol.


Origen: sur de Europa y cuenca mediterránea
Familia: Labiadas
Aspecto: porte acolchado, hojitas estrechas de color verde oscuro; florecillas de color rosa a violeta; floración de mayo a octubre
Ciclo productivo: planta vivaz; crece muy bien en maceta.
Clima: templado; no tiene problemas en lugares fríos y de montaña.
Emplazamiento: el ideal es a pleno sol; cálido y resguardado.
Siembra: en semillero, a partir de abril hasta junio; el trasplante se efectúa a finales de agosto. Sin embargo es conveniente adquirir las plantas preparadas para ser plantadas en cualquier época del año.
Cuidados: un mes después del trasplante se desmocha para favorecer la formación de una mata densa y la ramificación de base. Poda de rebaje en primavera y abonar levemente a continuación. La mezcla hay que mantenerla solo levemente húmeda; en invierno dejarla en un interior luminoso y fresco o a la intemperie con una buena protección.
Cosecha: cortar hojas jóvenes y puntas de tallos de primavera a otoño; el aroma alcanza su punto álgido justo antes de la floración.
Observación: se trata de una bonita planta decorativa y a la vez aromática.

MEJORANA

Se trata de una planta que no supera los 50 cm de altura. La base del tallo está lignificada y tiende a producir numerosas ramificaciones. Los tallos son velludos durante el periodo juvenil. las hojas son pequeñas y de forma ovalada, mientras que la inflorescencia esta formada por mazorcas blanquecinas.
Es una de las principales especias de la cocina mediterránea. Se usa para aromatizar tortas saladas, tortillas y carne o pescado a la parrilla.
Posee propiedades médicas y se utiliza sobre todo contra el insomnio.


Origen: Asia central, aunque los griegos ya la conocían.
Familia: Labiadas
Ciclo productivo: perenne
Clima: prefiere los climas templados-cálidos
Terreno: franco, que contenga sustancias orgánicas
Siembra: desde marzo-abril, en semillero, se trasplanta en mayo. El rizoma rastrero permite el desarrollo de la mata en el terreno, de manera que en los nudos nacen nuevas raíces que propician la propagación fácil de nuevas plantas. En invierno la planta continúa vegetando solo en condiciones muy favorables. En caso de frío necesita protecciones.
Cuidados: escarda y poda periódica de ramas secas.
Cosecha: las hojas y los extremos floridos se cogen en verano. El punto máximo de potencial aromático se alcanza en plena floración. Las ramificaciones se cogen y se dejan secar en la sombra. Las hojas, troceadas, se conservan en recipientes de cristal oscuro y se utilizan en invierno.


MENTA


La fragante y por todos conocida menta es originaria del norte de europa, aunque se cree que deriva de hibridaciones entre diferentes especies.
En el primer año de vida la planta origina una raíz principal que, en los años sucesivos, se transforma en rizoma y desarrolla numerosos estolones, subterráneos y superficiales, que echan raíces en los nudos.

Las hojas son oval-lanceoladas, de color derde oscuro con nervaduras rojo violáceo.
Las flores rojizas son terminales, agrupadas en espigas.
El género Mentha abarca unas cuarenta especies con características similares, todas ellas con aplicación en la cocina y en herboristería.

Algunas son espontáneas, como la menta silvestre; otras tienen hojas de distintos contornos.
El aceite esencial que contienen todas las especies es el mentol, que se utiliza para la elaboración de jarabes y en la industria cosmética.



Otra de las muchas especies del género Mentha

Origen: norte de Europa
Familia: Labiadas
Aspecto: compacto rastrero
Ciclo productivo: planta vivaz, estolonífera, que puede ser casi invasora. Puede cultivarse en maceta o en cajón, controlando su desarrollo
Clima: planta muy rústica, se adapta a diversos climas, aunque el ideal es templado, porque le perjudican el frío y el calor excesivos. Prefiere lugares medio sombreados.
Emplazamiento: prospera en terrenos frescos, profundos y bien abonados; se adapta bien a los terrenos secos y compactos.
Siembra: la reproducción se lleva a cabo solo con estolones (también llamados latiguillos), que se plantan en abril, manteniendo el sustrato siempre húmedo.
Cuidados: requiere riego abundante durante todo el periodo de crecimiento; podría vivir cerca de un curso de agua.
Cosecha: las hojas han de haber alcanzado el tamaño máximo y deben verse extremos floridos. Orientativamente, el mejor periodo para la cosecha es el verano



No hay comentarios:

Publicar un comentario