25/2/13

Plantas aromáticas y comestibles (5)

GROSELLERO ROJO

La grosella roja o grosella común (Ribes rubrum) es el fruto del grosellero, un arbusto caduco, de la familia de las Grosulariáceas, que se cultiva y crece de forma silvestre en zonas de climas templados y fríos, pudiendo alcanzar los 2 metros de altura. Tiene un porte extendido y frondoso con ramas principales basales o en forma de arbolillo (pueden ser altos o bajos de solo 40 cm de altura en el tronco) la floración es poco llamativa y se produce entre abril y mayo; desarrolla bayas dispuestas en racimos color rojo, o blanco amarillento en el caso del grosellero blanco.
Ribes rubrum

Las grosellas son frutos comestibles desarrollados a partir de las flores que crecen en primavera a los lados de un racimo colgante, similares a las uvas, pero de menor tamaño. Su forma característica es redondeada, de entre 7-10 mm de diámetro, contiene semillas en su interior que apenas se aprecian en la boca, y un color rojo brillante cuando alcanza la madurez idónea para su consumo (aunque existen diferentes variedades blancas, verdes, negras o moradas).

Su sabor, con ciertos toques ácidos, estalla en el interior de la boca al romper su fina y tersa piel, con un efecto que proporciona cierto frescor en el paladar. Variedades dentro de la especie Ribes rubrum o grosella roja se dan tres variedades diferenciadas según la época del año en la que maduran sus frutos:
Tempranas. Su recolección tiene lugar a finales de junio y primeros días de julio, con frutos rojos brillantes, de tamaño considerable, en racimos de pocas bayas. Sabores dulces y ricos e intensos aromas. Algunas de las variedades más conocidas son Junnifer y Jonkheer van Tests (esta última de racimos más largos y de menor intensidad en el aroma).
Medianas. Frutos en el mes de julio. Las variedades propias de este mes proporcionan frutos de diversos tamaños pero siempre con intenso sabor. Así las Red Lake muestra bayas pequeñas y la Delbard Giganta las más grandes del mercado.
Tardías. Bayas a finales de julio o en el mes de agosto. Algunas variedades son la Premiere groiselle-raisin y la Groiselle-raisis.

Cultivo 
Para que el cultivo del grosellero se desarrolle en condiciones óptimas es necesario que disfrute de cierta humedad en el ambiente y bastantes días de sol, principalmente durante la inflorescencia y maduración del fruto. No obstante, en climas cálidos, demasiada exposición a la luz solar puede dañarlo, por lo que resulta conveniente situarlo en semisombra. Los climas templados de inviernos fríos resultan ideales para el desarrollo del arbusto, con temperaturas algo más elevadas de cara a la primavera, puesto que los valores térmicos excesivamente altos provocan una sobre maduración rápida, perjudicial para su textura y sabor. Además, el cultivo de grosella demanda suelos con abundante materia orgánica, margosos, con cierta acidez y fuerte drenaje, evitando el encharcamiento que afectará a la salud de las raíces. Las grosellas se recolectan en verano, época en la que alcanzan su estado óptimo de madurez. Los racimos se recogen completos para, posteriormente, separar los pequeños frutos.

Cosecha y cuidados
Es recomendable, como ya he apuntado anteriormente cortar completamente los racimos de bayas. Hay que mantener bien húmeda la planta de forma regular; aportar abono de liberación lenta (bajo en cloruros); apoyar los arbolillos; aclarar los tallos más viejos tras la cosecha o a finales de invierno, acortar los tallos de los arbolillos de tronco alto hasta un tercio de su longitud.
El cultivo es autofértil, aunque una segunda variedad mejora la producción del fruto; plantar de forma individual en macetas grandes en sustrato ligeramente ácido.

AJEDREA
También llamada ajedrea de jardín, ajedrea blanca, ajedrea de huerta, ajedrea anual, satureja de jardín, saborija, calamento o calaminto blanco es una planta empleada como hierba culinaria anual.
Satureja hortensis



Origen: región mediterránea
Familia: Labiadas
Aspecto: porte frondoso erecto con hojas estrechas y coriáceas; flores pequeñas de un color rosa suave que florecen desde julio a octubre.
Ciclo productivo: tallos jóvenes durante todo el verano; el aroma alcanza su máxima intensidad justo antes de la floración y durante la misma; para secar deben cortarse los tallos en flor.
Emplazamiento: soleado, aguanta el pleno sol; cálido y resguardado.
Siembra: se siembra en abril (germina con luz), pasada la mitad de mayo se debe plantar en macetas o jardineras de balcón, o también se puede sembrar a mediados de mayo directamente en las jardineras; aclarar dejando 25 cm entre plantas; volver a sembrar varias veces hasta principios de junio.
Cuidados: proteger con cubiertas las temperaturas frescas de finales de primavera; mantener la mezcla húmeda regularmente y abonar con bajas dosis durante el periodo de crecimiento.


MASTUERZO, berro de jardín
Otros nombres por los que es conocida esta planta son: lepido, lepidio de jardín, berro hortelano, mastuerzo hortense.
Su uso medicinal es conocido desde la época del antiguo Egipto, donde ya se le otorgaban propiedades medicinales  contra los problemas respiratorios por sus propiedades expectorantes; también se le atribuyen propiedades diuréticas y estimulantes del apetito.
Su cultivo esta extendido por toda Europa, siendo una planta muy conveniente para su cultivo hidropónico. También crece silvestre en tierras húmedas junto a ríos o corrientes de agua.
Tiene un sabor picante y algo amargo por lo que se puede combinar en ensaladas y decoración de platos.
Contiene mucha vitamina C, hierro, calcio y fibra.

Lepidium sativum


Origen: región mediterránea, sur de Asia Occidental
Familia: Crucíferas
Aspecto: delicados tallos con hojitas redondas de crecimiento rápido. A partir de julio produce flores blancas o rojizas.
Ciclo productivo:
Clima:
Emplazamiento: de soleado a semisombrío. Si el calor es intenso, crece incluso a la sombra.
Siembra: desde marzo hasta septiembre sembrar en jardineras o cuencos; cada dos semanas nueva siembra; se siembra echando las semillas al voleo, hundirlas solo ligeramente para cubrirlas con una fina capa de tierra; no precisa de aclarado posterior.
Cuidados: no requiere abonado pero sí mantener húmeda la mezcla de forma regular.
Cosecha: ya a partir de unos diez días tras la siembra pueden cortarse los tallos jóvenes directamente a ras de tierra, en cuanto hayan alcanzado unos 6 cm aproximadamente.
Observación: el mastuerzo puede mezclarse sin problemas con otras planats en la jardinera del balcón y puede sembrarse rápidamente en algún pedacito libre de tierra al lado de tomates, entre rabanitos u otras hierbas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario