29/6/13

Polygala myrtyfolia

Es un arbusto de origen sudafricano que produce flores en racimo de color malva desde la primavera, hasta los primeros días del invierno, a veces incluso durante todo el año, en regiones más cálidas. La producción floral es abundante en climas propicios, pero la planta sufre cuando las temperaturas bajan de 5 grados; su hábitat idóneo es la zona mediterránea y el litoral atlántico. 

El aire del mar lo soporta bastante bien así como el viento, por lo que es muy adecuada para jardines costeros, su follaje perdura durante todo el año y es de crecimiento rápido. La forma de la planta es arbustiva como ya he dicho y suele alcanzar dimensiones por lo general entre 0,5 m y 1,5 m de altura, es de porte redondo y en los viveros y tiendas de jardinería las encontraremos muchas veces en forma podada, como un arbolito.


El tallo es leñoso y delgado pero muy resistente y las hojas son muy pequeñas estrechas y ovaladas semejantes a las de algunas mirtáceas, de ahí proviene el nombre de la especie; forman un denso follaje de color verde claro u oscuro que contrasta perfectamente con las flores.


Las flores consisten en dos pétalos de color malva o tirando a púrpura, unidos formando un ángulo, semejante a las alas de una mariposa. Llama la atención un mechón de estambres más claros en el centro; se agrupan en racimos. Para florecer necesita el sol en abundancia, el sustrato puede ser neutro ni ácido ni alcalino, siempre que sea ligero y esponjoso con buen drenaje, es idóneo que sea fértil y fresco pero esta especie también puede vivir en suelos pobres y secos. Además de resistir periodos de sequía, esto la capacita para la xerojardinería. Respecto a los cuidados la Polygala es de fácil mantenimiento, agradece los riegos frecuentes en verano sobre todo, y más si vive en una maceta porosa; si necesita poda convendría darle una forma ligera y efectuarla al final del invierno aunque tuviera flores.


La multiplicación es por esquejes o semillas. En las zonas más frías donde hiela se la puede proteger o llevarla a cubierto. Puede instalarse en el jardín como arbusto solitario o como parte de macizos o setos y en los tiestos de terraza patio. En su estado natural la generosa floración de la polygala es capaz de sortear climas costeros extremos tanto como la sequedad del interior de la región del Cabo en Sudáfrica. Su capacidad adaptativa y su rendimiento se han convertido en la clave del éxito de esta planta en jardinería. En su región de origen existe también una polygala myrtifolia de flores blancas y rojas de una suave tonalidad plateada. Estas especies pertenecen a la familia Polygalacae que provienen del griego poly (mucho), y gala (leche) por la propiedad de algunas de las casi mil especies en sus 17 géneros de producir una savia lechosa.


Semillas: cápsulas aladas
Flor: de la primavera al otoño
Hoja: perenne
Temperatura: media o alta
Luz: pleno sol o semisombra
Sustrato: cualquiera, rico y bien drenado
Riego: regular, abundante en verano

24/6/13

SETAS MAGNÍFICAS 2 Henq Monster

Como ya comenté en marzo del año pasado, cuando empecé a mostraros fotos de setas especialmente originales, que varios fotógrafos conocidos me habían cedido; voy a continuar subiendo una segunda remesa de este gran aficionado llamado Henq.
Las imágenes hablan por sí mismas.