15/11/14

Trasplantando una Cyca

Es raro no estar familiarizados con esta planta, muchos al referirse a ella la comparan con un fósil viviente, pues su origen se estima en  cientos de millones de años, en aquellos bosques primigenios, compartiendo terreno con los primeros reptiles y dinosaurios. Se trata pues de una planta superviviente y dura.
En tiendas especializadas y viveros podemos observar Cycas de todo tamaño, con su deslumbrante porte verde brillante además de su forma redondeada, pero si hay algo que nos echa para atrás, es el precio.

Diversos estados de crecimiento de la planta. Hay que tener mucho cuidado con las largas espinas que salen en todas direcciones desde el centro del follaje.


Una de las características principales de esta planta es su lento crecimiento, por lo que un ejemplar adulto nos puede salir demasiado caro, pero eso no debe hacernos desistir de obtener una, pues hoy día venden plantitas pequeñas y sanas que podemos introducir en nuestro hogar o jardín y ser pacientes pues acaban creciendo, y es gratificante, cuando del centro de la planta, cual helecho, se desenrolla el nuevo penacho de hojas tiernas, que más adelante formaran la característica hoja en forma de peine duro.
El ejemplar que os muestro me lo regalaron allá por 1990 y era fruto de un retoño. Ha pasado por años mejores y peores pero al final incluso ha retoñado ella misma; me di cuenta al renovar la gravilla volcánica que les suelo poner a mis macetas para mantener la humedad y amortiguar el chorro del agua cuando riego. El pinchazo en el dedo fue el primer aviso de que allí se estaba creando otra nueva plantita.

Tras no pocos esfuerzos conseguí sacar la planta del tiesto, donde pude apreciar la perfecta formación de la segunda planta junto a la base de la Cyca adulta.

En esta entrada os muestro el proceso de un modo un poco abreviado pero es sencillo pues la base de todo trasplante es común, simplemente que con esta o con algunos cactus de tamaño considerable hay que tomar las medidas adecuadas para no herirnos.
Previamente al trasplante dejé de regarla durante días, a fin de que las raíces y el cepellón no estuvieran hinchadas y por consiguiente pegadas al tiesto de barro; puesto que el tronco es duro y para nada deslizante lo rodeé con una cuerda y con ayuda de otra persona logré sacarla de la maceta.
Una vez volcada en el suelo vi que las raíces invadían todo, así que procedí como si de un objeto se tratara a cortarlo con un sierra y separar el retoño del resto de raíces.


Esta operación no daña a la planta. pues en condiciones normales con tres cuartas partes de raíces se recupera bien.
Una vez hecho esto y teniendo preparada la maceta de superior tamaño procedí a colocar el drenaje en la base y a rellenar de sustrato el fondo para, a continuación introducir la Cyca y rellenar el tiesto alrededor.
La planta hijuelo la dejé un mes cuidando que no se pudriera  y luego la planté en un nuevo tiesto. Es pronto para decir si enraizará con éxito pero os tendré al corriente, de momento tiene buena pinta y no hay signos de enfermedades ni podredumbre.

El retoño ya plantado en otro tiesto, esperemos que prospere

Para acabar deciros que aunque se dice que este tipo de plantas deben estar en semisombra o interiores, como para todo hay variables y yo por falta de espacio la tengo en la terraza junto con más cactos, o sea que a pleno sol y no parece que le afecte demasiado.
A los platos que soportan macetas pesadas suelo
ponerles ruedas de teflón que no se deforman y
me ayudan a moverlas para limpiar detrás.

Bien es cierto que es un patio interior con luz tamizada o indirecta, las hojas serán más largas y plumosas y de esta forma son más cortas y abundantes. La naturaleza es sabia y sabe adaptar a sus seres vivos a todo tipo de ambientes, por lo que no hay que tener precaución en probar cosas nuevas aunque contradigan a libros o expertos. Además si hay alguna planta que ha sabido adaptarse es esta. Disfrutad de ellas, simplemente llevan otro ritmo.
La Cyca en su nueva ubicación, en esta foto todavía no le había añadido la piedra volcánica y se aprecian raíces superficiales que hay que proteger.

No hay comentarios:

Publicar un comentario