14/5/16

Retoños de Alocasia

La Alocasia, por lo que veo en la lista de entradas más populares es una planta que os interesa sobre otras, y aunque en su momento expliqué acerca de su desarrollo y reproducción, he querido documentar lo que os contaba hace casi cuatro años.
En muchos hogares y oficinas, o hasta en concesionarios de automóviles, he visto esta magnífica planta en estados lastimosos, pues la dejan crecer sin ocuparse de ella nada más que para regarlas y con el tiempo parecen enormes serpientes marrones con un par de hojas verdes en lo alto. Podemos y debemos evitarlo salvo que nos guste de ese porte.
La operación es bien sencilla y como se aprecia en las fotos la planta lo soporta bien, si cortamos el deshojado tronco cerca del sustrato, provocamos el reinicio de las hojas desde la base, y a su vez podemos hacernos con otro u otros ejemplares en otra maceta o lugar del jardín.


Una vez cortados los troncos debemos ser pacientes y enterrarlos y turba o tierra para macetas con un buen drenaje, pues la única premisa en esta operación es impedir que el tronco se pudra.
Al cabo de un tiempo podemos verificar el nacimiento de nuevas raíces y replantarla como una nueva planta. De nosotros depende si queremos hacerlo con varios ejemplares y formar un frondoso grupo o un único tronco de hojas enormes pero solitarias.
En este caso, esta mañana me he dedicado a replantar dos de estos trozos que corté hace tiempo y que ahora he querido darle una ubicación definitiva ya que las hojas empiezan a crecer.

Como veis en la foto, las raíces ha brotado con fuerza y se aprecia el corte que quedó enterrado. Hay que decir que no es algo infalible, a mi como a todo el mundo me ha fallado el cálculo y se me ha podrido algún tronco, al igual que los injertos no son ciencia exacta, pero hay que perseverar y ya se sabe para aprender perder.

Tenía un rincón en el jardín que he aprovechado para rellenar, el sustrato elegido ha sido una mezcla de tierra arenosa y compost de lombriz, ya os mostré como lo obtenía y la buena textura que se obtiene, ideal para añadir y abonar que facilita su introducción entre las raíces sin dejar huecos.


Una vez plantado lo he cubierto con cortezas de pino,  tal vez algunos/as os preguntareis porqué?, pues hay varias razones todas muy sencillas.
1ª La tierra y el agua en mi zona es caliza y este material ayuda a dar acidez al suelo.
2ª Evita que los mirlos, muy abundantes aquí me desarraiguen lo plantado, pues les encantan las abundantes lombrices provenientes de las huevas del compost, y su pico muy duro me ha vaciado macetas enteras y desenterrado esquejes.
3ª Al mantener a la sombra la tierra, ayuda a conservar la humedad más tiempo.
4ª Impide el desarrollo de malas hierbas y se puede pisar, aparte que ofrece protección ante el riego a presión y en zonas transitadas se puede pisar.
y 5ª Estéticamente es atractiva la corteza de pino y no hay que comprarla obligatoriamente; si tienes acceso a un pinar solo debes ir a la base de ejemplares antiguos y recogerla, pesa poco y cubre mucho.

Espero que os sirva de algo este pequeño consejo. Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario